Almeida confía en que la reunión de mañana con Vox «encarrile» las cuentas

0
96
Martínez-Almeida, alcalde de Madrid. Fuente: Twitter

Madrid, 15 dic (EFE).- El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha dicho este miércoles que los madrileños esperan de su reunión con el portavoz de Vox, Javier Ortega Smith, que «de verdad puedan encarrilarse» los presupuestos de 2022, y ha agregado que, una vez estén vistas las enmiendas del resto de grupos, el Gobierno municipal también se «sentará» con todos ellos.

El Gobierno de PP y Ciudadanos amplió el plazo para que los grupos presenten enmiendas a las cuentas municipales -que concluía el martes pero finalmente se cerrará mañana, jueves-, y, tras conocer esto, Javier Ortega Smith envió un correo al regidor para sentarse los dos juntos en la jornada en la que todas las enmiendas tendrán que pasar por registro.

Preguntado al respecto, Almeida ha dicho que espera que «el resto de grupos municipales, y especialmente Vox, entiendan la necesidad de que Madrid disponga de presupuestos» en 2022, un ejercicio «decisivo» después de que los madrileños hayan «sufrido mucho» por la pandemia.

«Los madrileños esperan que si hay una oportunidad de aprobar estos presupuestos todos los grupos municipales tengamos la generosidad y la altura de miras para poder hacerlo. Espero que mañana Javier Ortega venga, tengamos esa reunión, ponga encima de la mesa qué planteamientos tiene respecto a los presupuestos, que todavía desconocemos, y ojalá podamos desbloquear la situación y aprobar» las cuentas municipales, ha agregado el también portavoz nacional del PP.

El alcalde espera que Vox acuda con el «espíritu» de entender que «una discrepancia en el ámbito de la movilidad», en referencia a la petición de Ortega Smith de acabar con Distrito Centro -el nuevo Madrid Central-, no puede «contaminar los presupuestos del Ayuntamiento de Madrid», ya que son dos cosas diferentes.

A preguntas de los periodistas, Almeida ha dicho que confía en que Ortega Smith vaya a la reunión no con la intención de «hacerse una foto -si es así, será el líder de Vox quien tendría que explicárselo a los madrileños-, sino para que pueda haber un diálogo».

«Un diálogo, por cierto, que también está abierto con el resto de grupos municipales en el sentido de que nosotros no tenemos problema en estudiar cuáles son sus enmiendas, en estudiar cuáles son sus planteamientos, y en aquello que consideremos que es bueno para Madrid y para los madrileños, lo acogeremos», ha manifestado el alcalde del PP.

A otra pregunta ha agregado que «tenemos la intención de sentarnos con los grupos municipales una vez» que «se han presentado las enmiendas».

«Nos sentaremos con todos los grupos municipales porque entendemos que todos ellos han hecho el esfuerzo de presentar una serie de enmiendas, y nosotros tenemos que sentarnos con ellos y decirles también cuál es nuestro planteamiento» y «lógicamente tendremos que hablar con ellos», ha apostillado.

Pero primero irá Vox porque tras «dos meses» pidiéndole que se siente, el portavoz ha accedido, y porque es el «socio natural» del Gobierno, con la misma visión en política fiscal y con el antecedente de ya haber apoyado las cuentas de 2021.

LA OPOSICIÓN ENTIENDE QUE ALMEIDA QUIERE DIALOGAR CON VOX

Antes de las palabras de Almeida, la portavoz del PSOE, Mar Espinar, y el edil del grupo mixto Felipe Llamas, los dos grupos abiertos a hablar con Almeida para aislar a Vox, han hecho una valoración a los medios sobre lo acontecido el martes.

Espinar ha señalado que «al final lo de la derechita cobarde no se sabe quién es», si el alcalde o el portavoz de Vox, y ha apostillado que Almeida «ha conseguido lo que llevaba suplicando, implorando, de una manera indigna», a su entender, durante semanas.

«Ha estado arrastrándose por todo Cibeles hasta que ha conseguido que el señor Ortega Smith, portavoz de un grupo municipal que tiene cuatro concejales, le dé audiencia in extremis a pesar de esas 48 horas que él ha vendido como un aumento del tiempo para poder negociar con todos los grupos», ha censurado Espinar, para quien el primer edil de la capital «ha conseguido lo que quería única y exclusivamente: sentarse con Vox».

La portavoz del PSOE «espera» que Almeida tenga «altura de miras» como para llamar de aquí al jueves «a otros grupos políticos» y como para «negociar con otros grupos políticos las enmiendas» presentadas, y, si no es así, acabará registrando una enmienda a la totalidad.

Felipe Llamas, por su parte, ha declarado: «El alcalde ha decidido mantener el diálogo con su socio de Gobierno, que es Vox. Nosotros siempre habíamos tendido la mano, están estas 48 horas un poco para seguir con el diálogo pero efectivamente yo creo que tiene claro mantener un diálogo o una negociación con Vox y eso es una mala noticia para la ciudad de Madrid en el contexto que estamos viviendo».

Con todo, no hay resignación, ha dicho Llamas, y ha añadido que “nosotros seguimos dialogando» porque «pensamos que la ciudad de Madrid se merece otros presupuestos» acordes con una urbe «de progreso» cuyas desigualdades y problemas hay que abordar.

Pero «cuando el alcalde solo mira a la ultraderecha vemos que es un viaje de nuevo al regreso y no al progreso», y ahí es donde «se ha instalado» Almeida, ha lamentado Llamas.

Y en un audio remitido a la prensa, la portavoz de Más Madrid, Rita Maestre, considera que «lo que está claro es que este presupuesto se hizo para pactarse con Vox», porque tiene tanto el «sello» del alcalde como la impronta «reaccionaria» de la formación de Ortega Smith.

«A pesar de lo cual la enorme debilidad y fragilidad del Gobierno de Almeida nos ha tenido varias semanas de dimes y diretes y parece que aún quedan varios días sin saber si Madrid tendrá finalmente un presupuesto y con quién lo va a aprobar Almeida», ha añadido la líder de Más Madrid, el único grupo que hasta la fecha ha enmendado la totalidad de las cuentas.

Subraya Maestre que «las peleítas Almeida-Vox», o las «guerras de la derecha española y madrileña» del PP, «lo que nos deja claro» es que Almeida es «un alcalde débil, frágil, que no tiene aplomo», y que «tanto a Almeida como a Vox les importa muy poco Madrid».

Porque las trifulcas de estas semanas «hay que entenderlas en clave nacional, pensando en las elecciones andaluzas, ninguno de ellos pensando en Madrid», que es «un tablero» para estrategias nacionales. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here