El veto de PP y Vox a las enmiendas marcan el primer día de debate de cuentas

0
113
Asamblea de la Comunidad de Madrid. Fuente: Twitter

Madrid, 21 dic (EFE).- La Asamblea de Madrid ha celebrado este martes el primer día de debate de las cuentas regionales para 2022, en el que los grupos de la izquierda han criticado el «hurto» a la democracia acometido por el PP y Vox, al no haber aceptado ninguna de sus más 3.000 enmiendas.

Estos serán los primeros presupuestos que se aprobarán con Isabel Díaz Ayuso como presidenta de la Comunidad de Madrid desde que gobierna (agosto de 2019), tras alcanzar un acuerdo con Vox sobre trece puntos concretos; en los que también rezaba el veto a las enmiendas presentadas por Más Madrid, PSOE y Unidas Podemos.

Este rechazo a adherir enmiendas ha sido el protagonista de este primer día de debate -ya que este miércoles a las diez de la mañana se reanudará la sesión plenaria- en el que los representantes de la izquierda han criticado el «atropello democrático» en el que se ha silenciado a miles de madrileños y se les ha «hurtado» la actividad y compromiso democrático para «mejorar» unos presupuestos que afectan a toda la Comunidad de Madrid.

En total, se habían presentando 3.718 enmiendas parciales por parte de la izquierda que decidieron mantener vivas, a pesar de haber sido rechazas en comisión presupuestaria, para que fueran debatidas en una sesión plenaria, en la que han afeado la ausencia de la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, quien no ha acudido a la Asamblea, a pesar de tener este acto en su agenda de actividad.

El consejero de Hacienda, Economía y Empleo, Javier Fernández-Lasquetty, y la consejera de Cultura, Marta Rivera de la Cruz, han acudido al inicio del debate, mientras el resto de consejeros aparecían cuando el debate versaba en el área de su ramo, aunque la bancada del Gobierno ha quedado en ocasiones desierta.

Un hecho que la izquierda ha considerado la «verificación» del desprecio del equipo de Gobierno de Díaz Ayuso a las propuestas a los presupuestos regionales, como ha apuntado durante una de sus intervenciones el diputado de Unidas Podemos Agustín Moreno.

MÁS DE TRES MIL PROPUESTAS PARA LOS PRESUPUESTOS RECHAZADAS

La mejora de la atención primaria, paliar los problemas de la línea 7B de Metro o eliminar las tasas de matriculación de la Formación Profesional han sido algunas de las propuestas de la izquierda que han sido bloqueadas automáticamente por el PP y Vox.

El partido que lidera Mónica García, Más Madrid, proponía mejorar la red eléctrica de la Cañada Real; un Plan de Salud mental y prevención del suicidio infanto-juvenil en centros educación secundaria; la creación de una agencia madrileña contra el fraude y la corrupción o una red de ‘coworkings’ públicos en la Comunidad de Madrid.

El PSOE abogaba por un plan para solucionar los problemas causados en San Fernando de Henares por la línea de Metro 7B o abordar la lista de espera quirúrgica con la contratación de nuevos profesionales.

Desde la bancada de Unidas Podemos, liderada por Carolina Alonso, proponían la reapertura inmediata de los 37 Servicios de Urgencias de Atención Primaria (SUAP), más inspectores de pisos turísticos o que las retribuciones del presidente, vicepresidente y consejeros de Madrid no puedan ser superiores a los de sus homólogos del Gobierno de España.

LA DERECHA DEFIENDE EL VETO DE LAS ENMIENDAS DE LA IZQUIERDA

El diputado del PP Pedro Muñoz Abrines ha asegurado que los populares han leído las enmiendas de la izquierda, las han estudiado «con mucho detenimiento» y no tienen «más remedio que rechazarlas» por tres motivos, porque algunas convierten la ley de presupuestos en una recopilación de PNL que han presentado a lo largo de la legislatura y una ley de presupuestos «no es eso».

También porque hay otras que afectan al personal de la Comunidad de Madrid, por lo que van en contra de lo que establecen los presupuestos generales del Estado (PGE), que es «legislación básica» y no pueden ir en contra, y porque también hay enmiendas que dicen que quieren incrementar y mejorar la transparencia pero lo que quiere realmente la izquierda es «sustituir al Gobierno».

Por parte de Vox, Ana Cuartero ha señalado que su partido no se ha equivocado cuando se anticipaba a no aprobar ninguna de las enmiendas de la izquierda “sin verlas”, y ha criticado varias de ellas, como las que hacen referencia a la educación al aseverar que está demostrado que la financiación de la concertada es bastante inferior a la de la pública.

ESTE MIÉRCOLES SE APROBARÁN PREVISIBLEMENTE LAS CUENTAS PARA 2022

En el segundo día de debate de las cuentas regionales, intervendrá el consejero de Hacienda, con el debate de las secciones restantes del proyecto de ley de presupuestos de 2022 y la votación del dictamen.

El presupuesto de 2022 asciende a 23.033 millones de euros, un 14,8 % más que las cuentas de 2019 -las últimas aprobadas durante el mandato de Ángel Garrido-, si bien esa subida corresponde, en su mayor parte, a los fondos europeos, de unos 1.000 millones de euros. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here