Ana Márquez

Madrid, 27 dic (EFE).- El hallyu, la «ola coreana» -el concepto que resume la rápida expansión de la cultura coreana más allá del país- ha arrasado en los últimos meses en las audiencias las industrias audiovisual y musical, y esto no viene sólo del gran éxito de ‘El Juego del Calamar’ sino que ha sido una carrera de fondo.

El Centro Cultural Coreano de Madrid lleva una década acercando las costumbres coreanas tradicionales, junto a las últimas tendencias de moda, arte y gastronomía de este país, y de cara a 2022 se sumergirá en la exitosa serie con juegos y presentaciones relacionadas con la industria cinematográfica.

Todo lo que empieza con K –el K-pop, los K-dramas, el K-beauty- se ha vuelto reconocible para el gran público en España y, en los últimos años, se ha materializado con un mayor acercamiento a este país por puro goteo ya que ha conseguido ir calando en la cultura occidental.

“El éxito de lo coreano no es repentino; es algo que se ha trabajado durante décadas y ahora Corea está en boca de todo el mundo, no sólo de España”, ha asegurado durante una entrevista con Efe la responsable de prensa del Centro Cultural Coreano de Madrid, Mar Chamarro.

Unos datos que se traducen en los visitantes que recibe dicho centro, en su primer año fueron 50.000 personas aproximadamente las que participaron en sus eventos, mientras que a pocos días de que termine 2021 han recogido que la participación en los eventos organizados por el Centro -de forma presencial y telemática- llega a 350.000 personas en números redondos.

EL BOOM DEL STREAMING

Lo audiovisual ha marcado un hito para la propulsión de esta cultura aunque para Gloria Fernández, directora de Cine Asia, lo que se marcó como un punto de inflexión con la película ‘Parásitos’, ganadora de un Oscar, realmente es un ‘revaival’ del cine de los años noventa.

Gracias al impulso de los grandes festivales internacionales, los cineastas coreanos accedieron rápidamente al canon del cine de autor internacional: Lee Chang-dong, Kim Ki-duk, Hong Sang-soo o Bong Joon-ho son algunos de ellos.

“El impulso de ‘Parásitos’ y ahora el ‘Juego del Calamar’ -junto a la compra masiva de series coreanas por parte de Netflix– han sido la bomba de eclosión perfecta para llegar a las masas”, ha aseverado Fernández, quien ha apuntado que los coreanos son “los reyes del melodrama”.

Para Fernández, una de las magias de los directores coreanos es que tienen un “pie puesto en la realidad” e incluyen en sus tramas las grandes desigualdades que sufren los coreanos con una alta exigencia en la educación, los vestigios del pasado y los problemas sociales de la actualidad, como el alto desempleo de la población joven.

K-POP CONQUISTA INTERNET Y LAS CALLES

Mil millones de visualizaciones en Yotube, récord Guinness por tener los videos más vistos en 24 horas y una legión de fans es lo que genera el estilo musical coreano, el K-Pop.

La pandemia ha propulsado el universo K-Pop, según ha explicado a Efe Carla Folgar, fundadora del blog BANANA especializado en este género musical, porque “el K-Pop no sólo está en la calle sino que vive en Internet”.

“El K-Pop no tiene un género musical específico, es un amplio abanico que abarca el techno, pop, dance, electrónica, hip hop, rap, rock o R&B. Lo que tienen en común son las coreografías muy trabajadas y que los fans se aprenden y repiten (lo llaman dance cover), las súper producciones de videoclips, y el vestuario y el maquillaje muy estudiado y llamativo», ha afirmado.

Este estilo musical ha generado el fenómeno fandom (de Fan Kingdom: conjunto de fans) y se traspasa de la pantalla a los encuentros, como las Asian Party que comenzaron su andadura en Madrid en el 2012, en las que se congregan los amantes de la música coreana; los bajos de AZCA donde los jóvenes se concentran para bailar; y las escuelas de baile en la capital, que tienen listas de espera para aprender.

Según relata Folgar, el número de conciertos de K-Pop ha evolucionado de celebrarse uno al año a pasar a 19: “Se hace la broma de que el palacio de Vistalegre es el palacio del K-Pop. Se agotan las entradas de todos los conciertos”. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here