hotel Westin Palace Madrid

Madrid, 29 dic (EFE).- El cuerpo del empresario estadounidense José Ismael Rosado, que apareció el pasado 30 de octubre en una habitación del Hotel Palace de Madrid, triplicaba la cantidad de GHB (éxtasis líquido) que un cuerpo humano puede tolerar, según los informes toxicológicos, y la investigación apunta a un robo por «sumisión química».

Así lo ha informado este miércoles el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), que ha confirmado que los dos detenidos por estos hechos ingresaron en prisión acusados de un delito de homicidio y otro de robo con fuerza, aunque esta calificación podrá variar, en lo que parece ser un caso de robo mediante el método de la «sumisión química», ya que ambos arrestados tienen antecedentes por este delito.

José Ismael Rosado, que tenía 42 años, había sido consejero delegado del astillero vigués Hijos de J.Barreras, el mayor astillero privado español, según informó la entidad en un comunicado.

Según ha informado este miércoles el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, la magistrada titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Madrid, que se encontraba de guardia de diligencias y por tanto se hizo cargo de la instrucción, ordenó a la Policía Científica y la Brigada de Homicidios investigar todos los extremos de lo sucedido.

El cuerpo del empresario no tenía signos de violencia externa, por lo que en un principio se apuntó a una muerte natural pero la autopsia confirmó que se trataba de un homicidio.

Los investigadores visionaron los vídeos de ese día, aportados por el hotel, mientras que el informe de toxicología, solicitado por la juez, concluyó que en el cadáver había restos de GHB (éxtasis líquido) en una cantidad del triple de lo que puede tolerar el cuerpo humano.

Según las pesquisas del Grupo V de Homicidios de Jefatura Superior de Policía de Madrid, los dos arrestados conocieron a su víctima de fiesta durante la noche del 29 al 30 de octubre, según informaron a EFE fuentes de la investigación.

Cuando llegaron a la habitación del hotel, al parecer con el objetivo de mantener relaciones sexuales, le pusieron sustancias psicotrópicas en la bebida que, mezcladas con el alcohol, le hicieron perder el conocimiento.

Lo hicieron con el objetivo de robarle objetos de valor, pero la alta carga de drogas que le dieron provocó la muerte del hombre.

Estas pesquisas policiales dieron lugar a que magistrada que dirige la investigación autorizara entradas y registros el día 23 de diciembre que culminaron con la detención de los dos individuos.

Los detenidos son un rumano de 39 años, que tiene nueve detenciones previas, y un marroquí de 29, con 17 arrestos anteriores por hechos similares, han informado a Efe fuentes de la investigación.

Tras analizar el historial de los dos detenidos, se ha podido conocer que ambos ya habían sido investigados anteriormente por episodios de robo mediante el método de «sumisión química». EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí