EFE.- El revuelo en torno al tenista Novak Djokovic ha crecido en las últimas horas al hacerse públicas varias fotos del número uno del tenis mundial que lo muestran participando en actos públicos sin mascarilla en un momento en el que, según sus abogados, era positivo en coronavirus.

Con fecha 17 de diciembre, es decir, un día después de que Djokovic, según sus letrados, hubiese dado positivo en un test de coronavirus, en la web de la federación de tenis de serbia figura una información sobre la participación del tenista en una entrega de premios a jóvenes.

Asistieron a la entrega de los trofeos, en el Centro de Tenis Novak, en Dorcol (un barrio de Belgrado), sólo los niños laureados, sin más auditorio debido a las medidas epidemiológicas por la pandemia del coronavirus, señaló.

La información está acompañada de fotografías en las que Djokovic aparece sonriente junto a los premiados sin mascarilla, imágenes publicadas también en la cuenta de Facebook de la federación.

La víspera (16 de diciembre), el jugador asistió en Correos de Serbia a una ceremonia de presentación de los sellos “Tenis: Novak Djokovic, la primera raqueta del mundo”, un reconocimiento por sus éxitos deportivos y trabajo humanitario. El propio tenista informó del acto en su cuenta de Twitter al día siguiente.

En su tuit, acompañado de una foto en la que tampoco lleva mascarilla, se mostró agradecido por el “honor” que le mostraba su país.

El tenista, de 34 años, está desde el miércoles en un hotel de Melbourne, a la espera de que la Justicia australiana decida si le permite entrar al país para jugar el Abierto de Australia o confirma la revocación de su visado y ordena su deportación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here