EE.UU. pide que China interceda para evitar una guerra en Ucrania

0
376

EFE.- Estados Unidos pidió este jueves a China que interceda en la crisis ucraniana «de manera constructiva» para rebajar la tensión con Rusia, al considerar que hay una «clara posibilidad» de que Moscú invada Ucrania en febrero.

El portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, recordó en rueda de prensa que China tiene una relación cercana con Rusia a diferencia de los países occidentales, por lo que instó a que aproveche esta «influencia» para frenar la confrontación.

Así respondió Estados Unidos después de que Pekín entrara este mismo jueves en el tablero político de la crisis ucraniana con un toque de atención en el que advirtió a Washington que debe “respetar las legítimas preocupaciones” de Moscú.

Durante una llamada con el secretario de Estado, Antony Blinken, el ministro chino de Exteriores, Wang Yi, criticó la “expansión” militar de la OTAN al tiempo que pidió “calma” y “contención”.

Calma tensa tras la carta

Un día después de que Washington y sus socios de la OTAN respondieran por escrito a las garantías de seguridad solicitadas por Moscú, seguía la calma tensa entre Estados Unidos y Rusia.

El Gobierno de Vladímir Putin había exigido a la Alianza Atlántica frenar su expansión hacia el este de Europa, en particular a Ucrania y Georgia, el cese de la cooperación militar con antiguas repúblicas soviéticas y la retirada de tropas a las posiciones que ocupaban antes de 1997.

Aunque el contenido de la repuesta de Occidente no ha sido desvelado, Estados Unidos ya avanzó que las puertas de la OTAN “siguen abiertas” a nuevos socios. “No hay muchos motivos para el optimismo”, respondió este jueves el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Por su parte, la Casa Blanca sigue sosteniendo que es “inminente” una posible invasión del territorio ucraniano por parte de Rusia, país que tiene desplegados a 100.000 soldados en la frontera con Ucrania. Y el Pentágono precisó que hay equipos de combate y unidades de infantería entre los 8.500 soldados que ha puesto en “alerta elevada” para su despliegue en el este de Europa en caso de una invasión.

Estos soldados se desplegarían en los países del flanco este de la OTAN y no en Ucrania, país al que Washington asiste con el envío de armamento, pero no de tropas.

Precisamente, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, mantuvo este jueves una llamada con su homólogo ucraniano, Vladímir Zelenski, para refrendar una vez más el compromiso de Washington con la integridad territorial del país europeo.

El líder estadounidense también dijo al ucraniano que está evaluando la posibilidad de conceder “un apoyo macroeconómico adicional para ayudar a la economía de Ucrania”, además de los más de 500 millones de dólares que ya ha aportado a Kiev.

Además, según la Casa Blanca, Biden quiso aclarar que “pese a la salida de familiares estadounidenses y personal diplomático, la embajada de Estados Unidos en Kiev sigue abierta y completamente operativa”, para evitar que cunda el pánico.

En otro esfuerzo para cerrar filas con sus aliados, la Casa Blanca informó este jueves que Biden recibirá el próximo 7 de febrero al canciller de Alemania, Olaf Scholz

Durante los últimos días, se ha enfriado la unidad entre Estados Unidos y la Unión Europea, ya que Washington insiste en la inminencia de una invasión, mientras la Unión Europea ha pedido no dramatizar.

Este distanciamiento se ha evidenciado en particular entre Washington, que considera necesario el envío de armas a Ucrania, y Berlín, que ha descartado esta opción escudándose en su papel en la Segunda Guerra Mundial.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí