Madrid (EFE).- 1.348 agentes, 834 de la Guardia Civil y 514 de la Policía Nacional, integran el dispositivo frente a la violencia de las bandas juveniles tras los altercados entre miembros de estas bandas el fin de semana pasado, que provocaron dos muertos y varios heridos.

Tras los sucesos del fin de semana, la Delegación del Gobierno no descarta actos de represalia o venganza que puedan provocar nuevas reyertas, por lo que intensificará la vigilancia en once distritos de la capital y en otros nueve municipios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here