EFE.- «El buen patrón», la sátira laboral de Fernando León de Aranoa, llegaba como favorita y salió vencedora de la 36 edición de los Goya con seis premios bajo el brazo: mejor película, dirección, guion original, montaje, música y actor protagonista para Javier Bardem.

Los celebrados Goya del reencuentro del cine español se desarrollaron a largo de más de tres horas en el Palau de les Arts de Valencia y premiaron también a «Las leyes de la frontera» de Daniel Monzón –cinco galardones– y a «Mediterráneo» de Marcel Barrena y «Maixabel» de Icíar Bollaín, con tres cada una.

En cambio, «Madres paralelas» de Pedro Almodóvar, se fue de vacío aunque llegaba con ocho nominaciones y el aura de sus dos nominaciones a los Óscar.

León de Aranoa ha mencionado que escribió las primeras notas del guion de «El buen patrón» hace más de una década. «En los años siguientes, las reformas laborales que dañaron los derechos de los trabajadores me animaron a seguir con esta historia, de modo que esto es solo la foto final, los que hacemos películas somos corredores de fondo, hace falta mucho empeño y mucho tesón».

Bardem confirmó las quinielas como ganador del Goya al mejor actor protagonista y se lo agradeció en especial a Penélope Cruz, a sus hijos y a su madre, Pilar Bardem, fallecida en el último año.

Sobre Penélope Cruz dijo: «Es la mujer que amo, respeto, admiro y celebro todos los días» y de su madre, que le enseñó el amor y la pasión por el oficio y el compromiso ético.

Más dudas había en el Goya a mejor actriz que finalmente fue para Blanca Portillo por «Maixabel» frente a Penélope Cruz, Petra Martínez y Emma Suárez.

Los tres premios que han recaído en el filme de Icíar Bollaín sobre el perdón y la reconciliación en el marco del terrorismo de ETA han sido para sus actores.

María Cerezuela se ha llevado el de mejor actriz revelación interpretando a la hija de Maixabel y Urko Olazabal el de mejor actor de reparto por su papel como etarra.

Y todos ellos tuvieron palabras de elogio y cariño para Maixabel Lasa, la viuda del político asesinado por ETA Juan María Jáuregui, en quien se inspira el filme y que estaba entre el público. «Gracias por hacer de este mundo un lugar mejor, por no rendirte nunca», le dijo Portillo.

«Las leyes de la frontera», la historia de quinquis de Daniel Monzón basada en la novela de Javier Cercas, se ha llevado cinco premios: mejor guion adaptado, dirección artística, vestuario, maquillaje y peluquería y el premio al mejor actor revelación para Chechu Salgado.

Y «Mediterráneo», basada en la historia real del barco humanitario Open Arms de Oscar Camps y su labor de rescate de inmigrantes, ha triunfado en las categorías de dirección de fotografía, dirección de producción y mejor canción para María José Llergo por «Te espera el mar».

Para «Libertad» de Clara Roquet han sido los premios a mejor dirección novel y el de mejor actriz de reparto que se ha llevado Nora Navas, contra todo pronóstico, frente a las favoritas Aitana Sánchez Gijón o Milena Smit de «Madres paralelas».

Uno de los puntos álgidos de la gala fue la entrega del primer Goya Internacional a Cate Blanchett para lo que subieron al escenario Pedro Almodóvar y Penélope Cruz.

El auditorio se puso en pie para ovacionar a José Sacristán, ganador del Goya de Honor por una trayectoria que incluye títulos como «Un hombre llamado Flor de Otoño», «El diputado», «El viaje a ninguna parte» o «¡Vente a Alemania, Pepe!».

Sacristán pronunció un discurso de agradecimiento en el que recordó a su pueblo y a la gente del campo y expresó su orgullo por haber sido uno de los primeros doce miembros de la Academia de Cine, de la que fue vicepresidente en sus inicios.

 Zeltia Montes, Goya a la mejor música original por «El buen patrón», quien recordó lo dura que es la composición para las mujeres, que han tenido pocas oportunidades.

Y la cineasta afgana Sahraa Karimi llevó al Palau de les Arts la voz de las mujeres de su país, oprimidas por el régimen talibán.

El presidente de la Academia de Cine, Mariano Barroso, arrancó los aplausos del auditorio al recordar a los fallecidos Verónica Forqué, Almudena Grandes, Pilar Bardem y Mario Camus, a quienes sería «muy parecida», si fuera una persona, -dijo- la institución que representa al cine español.

Jonás Trueba, Goya al mejor documental por «Quién lo impide», su gran retrato de la adolescencia, y Chelo Loureiro, mejor película de animación por «Valentina».

El Goya latinoamericano fue a parar al chileno Patricio Guzmán por «La cordillera de los sueños» y el europeo para Thomas Vinterberg por «Otra ronda».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here