Ourense, 3 mar (EFE).- El presidente de la Xunta y del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, ha considerado este jueves que el enfrentamiento entre la dirección nacional del PP y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha quedado «zanjado» y ha instado a «cicatrizar» las posibles heridas que se hayan producido.

En la rueda de prensa tras el Consello de la Xunta, después de anunciar ayer su candidatura para liderar el PP, ha dicho que el partido ya lleva bastante tiempo «perdido» en hablar de los problemas internos, y él no va a seguir colaborando en esta polémica.

«Después de la Junta Directiva, este asunto quedó cerrado, quedó zanjado, y todos nos hemos comprometido a cicatrizar las posibles heridas que hubo durante las últimas semanas y a presentar un proyecto de futuro, y ya estamos en el futuro», ha respondido al ser preguntado sobre la petición de Díaz Ayuso de que todas las personas que se han dedicado a intentar destruirla «deben ser apartadas».

En concreto, sobre el aún presidente del partido, Pablo Casado, y el exsecretario general Teodoro García Egea, ha recordado que son diputados en el Congreso y les corresponde a ellos «ejercer los derechos para los que fueron elegidos o tomar otras decisiones».

Pero son decisiones «indelegables» de Casado y de García Egea, que no le corresponde a él analizar «en ningún caso», ha dicho Feijóo. «Veremos en las próximas semanas, meses, cuáles son las decisiones que van a adoptar, yo de momento no tengo ninguna información».

Feijóo solo admite analizar el pasado para «aprender» y no volver a cometer «errores» porque ahora el partido está «absolutamente metido en el futuro», ha insistido.

Por lo que respecta a la posibilidad de incorporar a Vox al Gobierno en Castilla y León, ha reiterado que su posición es la misma que se aprobó en el último Comité Ejecutivo en Madrid sobre que Alfonso Fernández Mañueco es la persona que «asume la responsabilidad» de tomar la decisión, y espera que «sea la acertada» porque «o hay Gobierno o hay elecciones, no hay otra».

Feijóo ha recordado que Mañueco pretende gobernar en solitario y ha reprochado al PSOE que «sorprendentemente no quiso ni empezar a hablar» y la reunión a este respecto fue «un fracaso estrepitoso», pese a que son el primer partido «llamado a garantizar la estabilidad» en las Cortes.

En todo caso, no hay ninguna propuesta cerrada, pero ha considerado que un presidente autonómico debe garantizar la estabilidad y ha instado a que haya partidos «lo suficientemente responsables» para apoyar esta estabilidad, en referencia nuevamente al PSOE. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here