Madrid inaugura un memorial en homenaje a las víctimas de atentados del 11-M

0
100
Bosque del Recuerdo. | Fuente: Twitter @SecretosdeMadri

Madrid, 10 mar (EFE).- El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y la vicealcaldesa, Begoña Villacís, han inaugurado este jueves un memorial en el Bosque del Recuerdo del parque del Retiro en homenaje a las víctimas de los atentados del terrorismo yihadista del 11 de marzo de 2004, en el decimoctavo aniversario de la masacre.

El acto, al que han acudido los portavoces de todos los grupos municipales con representación en el Consistorio madrileño, ha comenzado con un minuto de silencio en memoria de las víctimas.

A partir de ahora, junto al Bosque del Recuerdo, compuesto por 191 cipreses y olivos, hay una nueva placa en la que se puede leer: «Monumento construido como homenaje a las víctimas de los atentados del terrorismo yihadista del 11 de marzo de 2004. Ayuntamiento de Madrid».

El presidente de la Asociación 11-M Afectados del Terrorismo, Eulogio Paz, ha explicado que en este espacio memorial ahora hay dos placas cuando antes solamente había una «en homenaje y agradecimiento a todas las víctimas del terrorismo cuya memoria permanece viva en nuestra convivencia y la enriquece constantemente. Los ciudadanos de Madrid a 11 de marzo de 2005″.

Paz ha indicado que propuso al Ayuntamiento de Madrid y realizó gestiones ante distintas instancias como la Junta Municipal del Distrito de Retiro, Patrimonio o Medio Ambiente, para lograr la instalación de la nueva placa con el objetivo de incluir «una referencia al motivo por el que se construyó este memorial, los atentados del 11 de marzo de 2004«.

Ha recordado que en su momento se colocaron 191 árboles porque en aquel momento fueron 191 las víctimas de los atentados, pero diez años después murió otra de las afectadas tras permanecer diez años en coma, por lo que la asociación pedirá que se coloque un olivo más por las 192 víctimas del 11-M.

Paz ha resaltado que la colocación de la nueva placa ha sido «un paso importante» y que «muchas veces las cosas requieren su tiempo, a lo mejor esto se ha podido hacer ahora y no se ha podido hacer dos años después, cuatro años después o cinco años después de los atentados porque a lo mejor hay cosas que necesitan madurarse, comprenderse y que las personas necesitan entender y situarse desde el punto de vista histórico ante los acontecimientos».

«Nosotros no ponemos esta placa en contraposición a la otra», ha subrayado el presidente de la asociación, antes de depositar un ramo de flores en cada una.

La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís (Cs), ha celebrado el “consenso” de todos los grupos municipales en el recuerdo a las víctimas de los atentados del 11-M y ha subrayado la importancia de que los costes del 11-M “no son pasado”, sino “presente” para muchas víctimas, por lo que el Ayuntamiento debe mantener el “compromiso” de seguir dignificando a las familias afectadas.

Por su parte, la portavoz de Más Madrid, Rita Maestre, ha señalado que la placa recuerda “la enorme solidaridad desplegada en aquellos horrorosos días” por parte de la ciudadanía de Madrid, en un “recuerdo emocionado” de toda la Corporación municipal que rinde homenaje a las víctimas de la “barbarie yihadista” en la capital. “Ha tardado tiempo, pero nunca es tarde si la dicha es buena”, ha agregado la edil.

Asimismo, la portavoz municipal del PSOE, Mar Espinar, ha celebrado el reconocimiento “justo y necesario” a la Asociación 11-M Afectados del Terrorismo, una muestra de respeto que, en su opinión, “engrandece” a la ciudad de Madrid. “Son momentos así en los que la política tiene que estar a la altura”, ha afirmado.

Para la portavoz del Grupo Mixto, Marta Higueras, hoy es “un día importante” para las familias de las personas fallecidas, las víctimas y la ciudad de Madrid.

En total 193 personas de 17 nacionalidades distintas -la española la más numerosa (143 víctimas)- perdieron la vida en los atentados perpetrados por Al Qaeda: 34 perecieron en el tren que explotó en la estación de Atocha; 63 frente a su paso por la calle Téllez; 65 en el de la estación del Pozo; 14 en el que estaba en la estación de Santa Eugenia y 16 en diferentes hospitales, la última murió en 2014 tras permanecer en coma diez años.

A las 192 víctimas se sumó el policía del GEO Francisco Javier Torronteras tres semanas después, el 3 de abril de 2004, como resultado de las heridas sufridas cuando siete miembros del comando islamista autor de la masacre se suicidaron utilizando los explosivos que almacenaban en un piso de Leganés. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here