Madrid recibe las primeras 1.696 unidades del antiviral de Pfizer

0
244
Fuente: Twitter

Madrid, 28 mar (EFE).- La Comunidad de Madrid recibe este lunes las primeras 1.696 unidades de ‘Paxlovid‘, el antiviral del Pfizer contra el coronavirus, -destinado a pacientes con síntomas leves pero que pueden desarrollar un covid grave- de las cuales 1.396 llegan al Hospital Enfermera Isabel Zendal y 300 a la Gerencia de Atención Primaria.

Hasta el 4 de abril, por protocolo, no se pueden dispensar y, hasta entonces, se están organizando los circuitos internos para que todo esté preparado. Se prevé que esta semana lleguen 4.000 dosis más.

El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha aportado estos datos durante una visita al Hospital General Universitario Gregorio Marañón para conocer de primera mano un nuevo secuenciador de genoma que ofrece la posibilidad de estudiar el genoma humano completo y de varias personas de forma simultánea y que es el primer equipo de estas características que se incorpora a un hospital público en España.

El Ministerio de Sanidad compró 344.000 tratamientos de ‘Paxlovid’ para este año, de los cuales 11.900 se empiezan a distribuir entre las comunidades autónomas.

Este fármaco, diseñado para detener la replicación del virus, está indicado en pacientes adultos con coronavirus que tienen mayor riesgo de progresar a una enfermedad grave, por lo que se suministrará bajo prescripción médica.

Este antiviral se administra por vía oral, lo que permite realizar un tratamiento ambulatorio de los pacientes leves con factores de riesgo frente a la covid.

Por ello, deberá suministrarse lo antes posible tras el diagnóstico y dentro de los cinco días posteriores al inicio de los síntomas, para ayudar a frenar la progresión de la enfermedad a estadios graves, que precisen ingreso y pongan en riesgo la vida de estos pacientes.

En los ensayos clínicos ha mostrado una eficacia del 89 por ciento en la reducción del riesgo relativo de hospitalización o muerte en pacientes leves con una amenaza elevada de evolucionar a una covid grave y también conserva su actividad frente a la variante ómicron del coronavirus.

Este nuevo fármaco, que autorizó la Agencia Europea del Medicamento a finales de enero, se suma a las vacunas y a otros medicamentos para evitar que pacientes positivos con un determinado perfil evolucionen a un estadio grave de la enfermedad.

El antiviral de Pfizer es el segundo tratamiento disponible contra la covid en España: en febrero llegaron las primeras dosis de ‘Evusheld‘ de AstraZeneca, que actúa de profilaxis exprés en las personas inmunodeprimidas que, pese a estar vacunadas de la covid, no generan anticuerpos para alcanzar una adecuada defensa frente al coronavirus.

Según Ruiz Escudero, el antiviral de Astra Zeneca, ‘Evusheld‘, llegó el 18 de marzo a la Comunidad de Madrid y ya se ha trabajado en centros sanitarios en el procedimiento para su dispensación y ya se está suministrando a pacientes inmudeprimidios para quienes está indicado este fármaco.

La Comunidad de Madrid ya tiene adaptada su estrategia frente a la covid-19, con las nuevas indicaciones aprobadas por el Ministerio de Sanidad. Desde el mismo miércoles por la tarde ya estaba publicada en la web de la Comunidad de Madrid y difundida a todos los centros de Atención Primaria, los hospitales y Summa 112.

Desde el viernes pasado, la Comunidad de Madrid ha difundido los nuevos documentos relativos a la detección precoz, las pruebas previas a cirugías programadas y pruebas diagnósticas, así como también las visitas, los acompañamientos y el voluntariado.

España deja este lunes de contar todos los positivos de coronavirus para centrarse solo en los casos graves y en los entornos vulnerables, una nueva etapa en la que se acabaron el aislamiento de las personas con síntomas leves o sin ellos, las pruebas generalizadas y los rastreos.

La nueva «Estrategia de vigilancia y control frente a la covid tras la fase aguda de la pandemia» que aprobó el pasado martes la Comisión de Salud Pública supone un paso más hacia la normalización de la covid que implica «aceptar un cierto nivel de transmisión» entre la población vacunada, joven y sana para pasar a centrarse solo en las personas más frágiles.

En un contexto de alta cobertura vacunal -más del 92 % de los mayores de 12 años con pauta completa- y una elevada inmunidad adquirida tras la sexta ola, el Ministerio de Sanidad y las comunidades han considerado que era el momento de generar otro tipo de vigilancia que, sin la exhaustividad en la detección de los dos últimos años, permita observar cambios que requieran medidas adicionales «sin saturar el sistema sanitario«. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here