Cibeles asegura que las emisiones de metano son «residuales» en Las Dehesas

0
346
Palacio de Cibeles, sede del Ayuntamiento de Madrid. Fuente: Imagen de archivo

Madrid, 28 mar (EFE).- El Ayuntamiento de Madrid ha finalizado su segunda campaña de detección y cuantificación de emisiones fugitivas de metano en el vertedero de Las Dehesas de Valdemingómez, y el resultado de las mediciones ha concluido que las emisiones fugitivas son “residuales” y “las propias de un vertedero sellado, controlado y en desgasificación”.

Así lo indica este lunes el Ayuntamiento en un comunicado, en el que explica que las mediciones se han realizado durante dos meses y medio sobre el terreno del propio vertedero tras los datos publicados por la Agencia Espacial Europea (ESA) en su página web en noviembre de 2021 con los satélites de media y alta resolución de las empresas SRON y GHGSat.

Los datos recopilados por el Consistorio madrileño en 2022 ofrecen una tasa de emisión fugitiva “de poco más de 650 kilogramos por hora de metano”, con un margen de error del 7 %.

Es decir, añade la nota, se trata de una tasa “de entre un 80 % y un 90 % menor que las estimaciones incluidas en el artículo que la ESA” publicó hace cuatro meses, puesto que la Agencia Espacial Europea “recogía tasas de emisiones puntuales que podían alcanzar” de 4.000 a 8.000 kilogramos por hora para los vertederos de Las Dehesas, y del municipio de Pinto.

Según el Ayuntamiento, las mediciones de la ESA ofrecían, asimismo, un grado de incertidumbre o error “de entre el 30 y el 50 %”, ya que se obtuvieron con un satélite ubicado “a 500 kilómetros del objetivo y podían estar afectadas por diferentes condiciones meteorológicas como la nubosidad, vientos o dispersión, entre otros fenómenos”.

El Consistorio añade que los registros de los que disponía la dirección general del Parque Tecnológico de Valdemingómez, referentes a la campaña de medición de metano desarrollada durante los meses de abril, mayo y julio de 2021, no coincidían con los “elevados valores” a los que apuntaba el informe de la ESA.

Es por ello que el Ayuntamiento, tras conocer esos datos “a través de los medios de comunicación”, puso en marcha una campaña especial de medición de metano con carácter de urgencia.

Los trabajos de control específico de posibles emisiones de biogás en el vertedero de Las Dehesas se han llevado a cabo durante enero, febrero y parte de marzo de 2022, y se ha hecho a pie de campo y con una metodología “sólida” basada en mediciones de caudal sobre las fugas detectadas.

Los trabajos reflejan que la tasa de emisión fugitiva detectada en Las Dehesas es “la propia de un vertedero sellado y en desgasificación en continuo”, y se encuentra situada dentro de los rangos de referencia desarrollados por la EPA (Environmental Protection Agency) de Estados Unidos, según el Ayuntamiento.

Esos rangos estiman que un vertedero controlado, sellado y en desgasificación tiene alrededor de un 30 % de emisiones fugitivas del biogás producido en dicho vertedero, mientras que las emisiones de Las Dehesas se sitúan en torno a un 20 %.

El Ayuntamiento de Madrid, la ESA y GHGSat han mantenido “una decena de reuniones” para analizar, de manera conjunta, la información de satélites de media (S5p) y alta resolución (GHGSat).

Y se ha puesto en marcha un equipo de trabajo entre las diferentes partes con el vertedero de Las Dehesas como campo de prueba, “una muestra de que el Ayuntamiento de Madrid es absolutamente transparente con la gestión del vertedero”.

Las empresas invitadas quieren probar diferentes metodologías sobre esta zona del PTV para ajustar sus metodologías, añade la nota, que recuerda que el metano “no es un contaminante regulado en las emisiones para calidad del aire”, es decir, “no hay valores legislados al respecto ni en la normativa europea ni nacional, por no afectar a la salud de las personas, siendo un gas de efecto invernadero”.

El Ayuntamiento de Madrid publica la evolución del metano (CH4) a través del Inventario de Emisiones de la ciudad. En el año 1999 se emitían en el municipio 47.665 toneladas, mientras que en el año 2019 se emitieron 14.324, es decir, se han reducido en un 70 %.

La reducción se hace “más evidente” a partir de 2003, año en el que empieza a aprovecharse energéticamente el biogás generado en el vertedero de Las Dehesas, lo que supone una “importante reducción de las emisiones de metano”. EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí