Denuncia a dos agentes por pegarle y acaba investigada por falso testimonio

0
331

Madrid, 29 mar (EFE).- Una joven que denunció a dos policías por pegarle en el transcurso de la detención de dos amigos ha acabado investigada por posible denuncia falsa o falso testimonio, al considerar la jueza que se pudo inventar la agresión para exculpar a sus allegados, quienes acabaron reconociendo que se enfrentaron a los agentes.

Así lo expone la titular del Juzgado de Instrucción número 29 de Madrid en una sentencia reciente a la que ha tenido acceso Efe y en la que absuelve a los dos agentes denunciados por la mujer del delito leve de lesiones que se les imputaba, y acuerda deducir testimonio a la denunciante para investigar si incurrió en denuncia falsa o falso testimonio.

«La versión de la denunciante carece de credibilidad por la falta de verosimilitud y conveniencia por la detención de sus amigos; más bien parece que su denuncia fue interpuesta con el fin de exculpar a éstos que fueron detenidos por un atentado a agente de la autoridad; y que por tales hechos han sido, el mismo día que se celebró este juicio, condenados de conformidad, al reconocer los hechos«, expone la magistrada.

La sentencia considera probado, tras el correspondiente juicio, que el 17 de mayo de 2021 la mujer denunció a dos policías nacionales por los hechos ocurridos en la madrugada del 15 al 16 de mayo, cuando dos agentes subieron a la habitación del hotel Catalonia de Madrid en la que estaban ella y sus amigos y «sin explicar los motivos» la sacaron a la fuerza y la golpearon fuertemente en la cabeza y en el resto del cuerpo.

También golpearon a los dos hombres, según el testimonio de la denunciante, quien unas horas después fue a Urgencias relatando dolor en la espalda y las rodillas, y donde le diagnosticaron contusión lumbar y pequeñas equimosis en las rodillas.

Al día siguiente, el 17 de mayo, la mujer denunció los hechos en el juzgado de guardia, coincidiendo con la puesta a disposición judicial de sus dos amigos, acusados de atentado a agente de la autoridad, ya que según el atestado policial orinaron desde un balcón sobre los agentes que habían acudido a una intervención, insultándolos, por lo que los policías fueron a detenerles, pero los dos hombres les recibieron a golpes e hirieron a cinco agentes antes de ser reducidos.

Este atestado, en el que no se menciona a la joven denunciante, dio pie a un proceso que finalizó en juicio el 16 de marzo en el Juzgado Penal número 9 de Madrid, y en el que los acusados reconocieron los hechos y mostraron su conformidad con la acusación, siendo condenados.

Pero la joven aseguró en el juzgado que fue agredida y que «tuvo que sufrir sesiones semanales de psicoterapia humanista Gestalt debido al gran impacto emotivo y en seguridad personal que le causó la agresión que ella y sus amigos recibieron por parte de la Policía Madrileña«.

Sus declaraciones hacen a la jueza proponer que sea investigada por posible denuncia falsa o falso testimonio y le impone el pago de las costas del proceso.

Para el letrado de los agentes, Manuel Chamorro, «se trata de una sentencia ejemplarizante porque pone de manifiesto los riesgos y consecuencias que tiene mentir en un proceso judicial, efectuando acusaciones falsas«, y además atiende la solicitud de los policías de que la mujer pagase las costas. EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí