Mañueco, presidente tras su pacto con Vox, sobre el que no admite «lecciones»

0
88
Alfonso Fernández Mañueco, presidente de Castilla y León

EFE.- El presidente electo de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco (PP), ha defendido este lunes la bondad del acuerdo de coalición con Vox, que le ha servido para ser investido en la primera votación y en el que se ha apoyado para rechazar las críticas y «lecciones» de la oposición en materia de pactos.

Unas siete horas ha durado el debate de investidura en las Cortes de Castilla y León, donde Mañueco ha recibido el apoyo de los 31 procuradores del PP y los 13 de Vox, que le han otorgado 44 votos, tres por encima de los 41 necesarios para alcanzar la mayoría absoluta en este parlamento, donde la oposición ha votado en bloque en contra de hacerle presidente -PSOE (28), UPL (3), Soria Ya (3), Unidas Podemos (1), Ciudadanos (1) y Por Ávila (1)-.

La sesión ha arrancado con un discurso de Mañueco, quien en poco más de una hora se ha ceñido al acuerdo de legislatura suscrito con Vox el pasado 10 de marzo y concretado la pasada semana, aunque con matices ante la violencia de género, la visión sobre Europa y el papel del diálogo social.

El dirigente popular ha pedido que se juzgue al futuro gobierno de coalición «sin prejuicios» y «sin ataques preconcebidos», convencido de que es «beneficioso» para la calidad democrática y que se mantendrá dentro de los principios expresados en la Constitución y el Estatuto de Autonomía.

Mañueco ha resumido que confía en disponer de un «gobierno fuerte, sólido y eficaz para los próximos cuatro años», en cuya gestación ha agradecido la «voluntad» de llegar a un acuerdo por parte de Vox, personalizado en su dirigente autonómico, Juan García-Gallardo, quien se convertirá la próxima semana en vicepresidente del Ejecutivo, mientras que no ha mencionado a su principal interlocutor en las negociaciones y presidente nacional del Vox, Santiago Abascal, presente en el hemiciclo.

VIOLENCIA DE GÉNERO

El presidente electo de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco (PP), ha defendido este lunes la bondad del acuerdo de coalición con Vox, que le ha servido para ser investido en la primera votación y en el que se ha apoyado para rechazar las críticas y «lecciones» de la oposición en materia de pactos.

Unas siete horas ha durado el debate de investidura en las Cortes de Castilla y León, donde Mañueco ha recibido el apoyo de los 31 procuradores del PP y los 13 de Vox, que le han otorgado 44 votos, tres por encima de los 41 necesarios para alcanzar la mayoría absoluta en este parlamento, donde la oposición ha votado en bloque en contra de hacerle presidente -PSOE (28), UPL (3), Soria Ya (3), Unidas Podemos (1), Ciudadanos (1) y Por Ávila (1)-.

La sesión ha arrancado con un discurso de Mañueco, quien en poco más de una hora se ha ceñido al acuerdo de legislatura suscrito con Vox el pasado 10 de marzo y concretado la pasada semana, aunque con matices ante la violencia de género, la visión sobre Europa y el papel del diálogo social.

El dirigente popular ha pedido que se juzgue al futuro gobierno de coalición «sin prejuicios» y «sin ataques preconcebidos», convencido de que es «beneficioso» para la calidad democrática y que se mantendrá dentro de los principios expresados en la Constitución y el Estatuto de Autonomía.

Mañueco ha resumido que confía en disponer de un «gobierno fuerte, sólido y eficaz para los próximos cuatro años», en cuya gestación ha agradecido la «voluntad» de llegar a un acuerdo por parte de Vox, personalizado en su dirigente autonómico, Juan García-Gallardo, quien se convertirá la próxima semana en vicepresidente del Ejecutivo, mientras que no ha mencionado a su principal interlocutor en las negociaciones y presidente nacional del Vox, Santiago Abascal, presente en el hemiciclo.

Con un «y lo digo alto y claro para que todo el mundo lo entienda: vamos a mantener la ley de la lucha contra la violencia de género«, ha defendido Mañueco la lucha de su Gobierno contra el maltrato machista, a la vez que ha detallado que la Comunidad contará con una nueva ley contra la violencia intrafamiliar, que junto a la anterior ve «necesarias, compatibles y complementarias».

VIOLENCIA DE GÉNERO

En el ámbito de la violencia de género han llegado buena parte de las críticas de la oposición, que ha acusado a Mañueco de ceder ante Vox en perjuicio de las mujeres

«Reitero mi compromiso irrenunciable con la lucha contra la violencia de género, la violencia ejercida contra las mujeres, ya que ésta no se produce solamente en el ámbito familiar», ha referido Mañueco en su intervención sobre un asunto que ha centrado buena parte de la negociación del acuerdo de Gobierno entre el PP y Vox en la Comunidad.

«No vamos a dar un paso atrás en los derechos reconocidos. Ni mucho menos», ha asegurado Mañueco, que ha recibido el aplauso de la bancada del PP cuando ha garantizado que se mantendrá la ley contra la violencia de género, mientras que los trece procuradores de Vox no han aplaudido ante estas palabras.

De hecho, García-Gallardo ha reconocido en su posterior intervención ante el Pleno que si tuvieran la mayoría suficiente derogarían la ley contra la violencia de género para sustituirla por una contra la violencia intrafamiliar, al entender que la normativa vigente, al igual que promoverían la devolución de competencias de las autonomías al Estado por los cauces legales establecidos.

En el ámbito de la violencia de género han llegado buena parte de las críticas de la oposición, que ha acusado a Mañueco de ceder ante Vox en perjuicio de las mujeres.

MEMORIA HISTÓRICA

En materia de memoria histórica, Mañueco ha avanzado que antes del 30 de junio su Gobierno va a comenzar la tramitación de «una normativa en materia de concordia que integrará toda la regulación en la materia», es decir, que afectará al actual Decreto de Memoria Histórica y Democrática, que no ha detallado si se derogará o cómo se verá afectado por esta integración.

INMIGRACIÓN LEGAL Y ORDENADA

Por otra parte, Mañueco ha apelado y defendido una inmigración «legal y ordenada», desde la integración cultural, económica y social, aunque ha garantizado que «a las personas que lo necesiten» se les va a «seguir atendiendo a través del sistema de servicios sociales».

«Castilla y León es tierra de acogida de quienes se marcharon y quieren regresar y de quienes llegan buscando una nueva oportunidad. Creemos enriquecedor y necesario incorporar dentro de nuestra sociedad a personas extranjeras», ha añadido.

Ello «siempre de una forma legal, ordenada, con clara vocación de incorporarse al mercado laboral y que busquen la plena integración a través del respeto a las leyes, valores y libertades europeos de la sociedad que las integra», ha añadido en su discurso de investidura.

ADOCTRINAMIENTO EN LAS AULAS

En las aulas de esta Comunidad «no hay adoctrinamiento y no lo va a haber por parte de nadie», ha dicho Mañueco en referencia al punto de su acuerdo con Vox que habla de este compromiso.

Este asunto es uno de los incluidos en el acuerdo de legislatura, pero en el caso de Castilla y León no detalla la inclusión del denominado ‘pin parental’ que sí existe en territorios como Murcia para permitir a las familias eludir y vetar aquellos contenidos que no consideren apropiados para sus hijos.

PLAN ANTICRISIS. REBAJA IRPF AUTÓNOMICO

Por otra parte, Mañueco ha anunciado que el futuro Gobierno aprobará un paquete de ayudas por importe de 400 millones de euros para atajar el agravamiento de la crisis económica vinculada a la guerra en Ucrania.

Mañueco ha calificado de «injustificable» la invasión de Ucrania por parte de un «tirano criminal», que «plantea un escenario inesperado y altamente incierto», en referencia al presidente ruso, Vladimir Putin.

Dentro de ese paquete de medidas anunciado por Mañueco, además de las medidas fiscales sobre las que no ha aportado detalle numérico, ha indicado que estarán dirigidas a mejorar la competitividad energética para aligerar la factura de familias y empresas.

Sí ha avanzado que su gobierno iniciará «de inmediato» los trámites del proyecto de ley para rebajar el IRPF autonómico a «todos los contribuyentes en el primer tramo del impuesto» -hasta 12.450 euros, en el que se paga un 19 por ciento-. «Mi gobierno sí dará el paso», ha manifestado Mañueco.

Mañueco e Igea se enzarzan en duras acusaciones y reproches

El candidato del PP a la presidencia de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco (PP) y el procurador de Cs y exvicepresidente de la Comunidad, Francisco Igea, se han enzarzado esta tarde en duras acusaciones y reproches sobre las causas de las elecciones anticipadas, el actual pacto de los populares con Vox o la fuerza de cada formación tras los comicios del pasado 13 de febrero.

Mañueco ha invitado a Igea a que acepte «su inevitable soledad, su irrelevancia política» tras pasar Cs de los doce procuradores de la anterior legislatura a uno en la actualidad y le ha acusado de traicionar a su socio de gobierno, el PP, «negociando en la anterior legislatura una moción de censura», y también a sus propios compañeros de partido, a los que ha avocado al «precipicio».

Gallardo (Vox): Si tuviéramos mayoría derogaríamos la ley de violencia género

El portavoz de Vox en las Cortes de Castilla y León y futuro vicepresidente de la Junta, Juan García-Gallardo, ha asumido este lunes que sus votos actuales no le permiten hacer algo que le gustaría hacer si tuviera mayoría, como derogar la actual Ley autonómica contra la Violencia de Género.

En la rueda de prensa posterior a la primera intervención del candidato del PP a la investidura como presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, García-Gallardo ha restado importancia a que su grupo no haya aplaudido cuando el aspirante ha afirmado que no habrá pasos atrás en la lucha contra la violencia de género y lo ha justificado diciendo que sí han ovacionado «con mucha vehemencia» otros de sus compromisos.

El PSOE cree que «el PP ha dejado de ser el PP» para ser «portavoz» de Vox

El líder del PSOE de Castilla y León, Luis Tudanca, ha denunciado este martes que «el PP ha dejado de ser el PP» para convertir «sin complejos» al presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, en el «portavoz de la extrema derecha» a través de un pacto con Vox que le permite decir «lo que siempre quiso decir y no se atrevía».

A través de un vídeo emitido a través de las redes sociales del PSOE, sin posibilidad de preguntas de la prensa, Tudanca ha considerado que el día de ayer fue «negro» y «muy triste» para Castilla y León y para España por la confirmación del primer acceso de Vox a un Gobierno autonómico.

Adriana Lastra: A Feijóo se le ha caído la careta al abrir puertas a la ultraderecha

La vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, ha asegurado este lunes que al presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, «se le ha caído la careta» al «abrir las puertas del Gobierno de Castilla y León» a la ultraderecha que representa Vox y que supone «el mayor elemento desestabilizador de la democracia».

En declaraciones a los periodistas en los pasillos de las Cortes donde este lunes se ha celebrado el debate de investidura de Alfonso Fernández Mañueco como presidente y que ha salido adelante gracias a los votos de Vox, Adriana Lastra ha asegurado que hoy ha quedado claro con quien ha pactado Feijóo y qué es lo que ha pactado.

Asturias no trabajará en proyectos con consejeros de Vox en Castilla y León

El presidente del Principado y secretario general de la FSA-PSOE, Adrián Barbón, ha avanzado que su gobierno no podrá trabajar «en proyectos comunes» con los consejeros de Vox que se incorporen al Ejecutivo de Castilla y León tras la investidura del popular Alfonso Fernández Mañueco.

En rueda de prensa tras la reunión de la Comisión Ejecutiva de la FSA-PSOE, Barbón ha dicho sentirse enormemente preocupado por la decisión del PP de incorporar a Vox a un gobierno, que «pasará a la historia» de España dado que supone la entrada de un partido «en unas instituciones -las autonómicas- que niega y a las que ataca constantemente».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here