Las dos Esperanzas sevillanas y mucho más en la “madrugá” más esperada

0
118
Cristo de la Hermandad de la Macarena.

EFE.-Sevilla vive una “madrugá” anhelada por los cofrades tras dos años “robada” por la pandemia, con sus dos Esperanzas en la calle y seis hermandades más dando viva a una noche con temperatura primaveral desde que a las doce y media se vio salir al Señor de la Sentencia, el primer paso en la calle.

La noche del Jueves Santo al Viernes Santo es la más especial de toda la Semana Santa. Seis hermandades ponen sus imágenes en las calles de la ciudad, tres de capa y tres de ruan. Cuando todavía regresan a sus templos las hermandades del Jueves Santo comienzan a salir, sin solución de continuidad, las cofradías de la Madrugada. 

Es el Cristo de la Hermandad de la Macarena, que puso su paso en la calle cuando todavía se estaban recogiendo la hermandad del Jueves Santo como Montesión o El Valle, recibido con la garganta de la gaditana Aroa Cala, con una saeta que lanzaba al aire sevillano frases como “eres santo entre los santos y eres bueno entre los buenos”.

Más de 6.000 efectivos de los servicios de Emergencias

Para que la ‘madrugá’ sevillana se desarrollara con normalidad en este año tan deseado, la noche ha estado vigilada por más de 6.000 efectivos de los servicios de Emergencias y del resto de áreas municipales del Ayuntamiento, mientras que la Delegación del Gobierno activó a 2.594 efectivos, 1.617 agentes de la Policía Nacional y 977 de la Guardia Civil para que Sevilla viviera su noche más especial.

Casi a las tres de la madrugada, dos horas después de que la hermandad del Gran Poder comenzase la procesión del Señor de Sevilla, el alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz, y el presidente de la Junta, Juanma Moreno, recibían la saeta de la gaditana Aroa Cala con frases como «eres santo entre los santos y eres bueno entre los buenos».

La de este 15 de abril ha sido, sin duda, una de las ‘madrugás’ más anheladas en Sevilla después de dos años sin apenas celebraciones a consecuencia de la pandemia del coronavirus.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here