Madrid aprueba 2 millones de inversión más para viviendas afectadas por la 7B

0
257
Cartel de Metro de Madrid. Fuente: Comunidad de Madrid

Madrid, 20 abr (EFE).- La Comunidad de Madrid ha aprobado este miércoles una nueva inversión para los afectados por las obras de la línea 7B de Metro, esta vez de 2 millones de euros para el servicio de realojo, vigilancia, inspección, seguimiento y trabajos de rehabilitación de los edificios.

Estos inmuebles están ubicados en los números 1, 3, 5, 7, 9, 11 de la calle Pablo Olavide y el número 20 de Ventura Argumosa del municipio San Fernando de Henares.

Este presupuesto se suma a los encargos con el mismo fin realizados por la Comunidad de Madrid a la empresa Tragsa desde el inicio del año, por lo que el montante global supera los 4,5 millones de euros.

Las actuaciones incluyen el realojamiento de los ocupantes de los edificios, manutención, mudanza y custodia en guardamuebles, gastos de transporte entre puntos de alojamiento y San Fernando de Henares, suministros en las viviendas desocupadas y en destino, plazas de garaje de estacionamiento privado durante la duración del encargo y servicios inmobiliarios.

También para la vigilancia de inmuebles, inspección y seguimiento estructural, diagnóstico estructural, proyecto y trabajos de rehabilitación.

Este contrato tendrá una validez de nueve meses desde el comienzo de los trabajos a finales de marzo.

Hasta la fecha, la Gobierno regional tiene realojadas a 32 familias, la mayoría en apartahoteles, a los que se suman ya las 14 de las calles Pablo Olavide y Ventura de Argumosa, que han sido trasladadas a pisos en régimen de alquiler, sufragados en su totalidad por el Ejecutivo madrileño, al igual que los costes de los suministros (agua, luz y gas).

Otras dos familias, hasta que puedan acceder a un piso en régimen de alquiler, se instalarán en un apartahotel o en un hotel, cuyos gastos también será abonados por la Comunidad de Madrid.

El Gobierno autonómico continúa con su Plan de actuación para la zona con el objetivo de conseguir estabilizar y consolidar el terreno, así como realizar todos los trabajos que sean necesarios en las viviendas y los edificios afectados directamente.

Además, se hará cargo de manera íntegra de la responsabilidad patrimonial por los daños causados e intensificará las inspecciones en estas casas.

Veinticuatro viviendas y dos locales comerciales ubicados en la calle Presa, 4 y Rafael Alberti, 1 y 3, ya han sido declaradas en ruina urbanística al presentar graves daños y peligro de derrumbe. EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí