Combinación de vacunas antitumorales con quimioterapia mejora cáncer de mama

0
150
Clinica Universitaria de Navarra

EFE.- Un estudio liderado por la Clínica Universidad de Navarra ha demostrado la eficacia clínica de la combinación de vacunas antitumorales con células dendríticas con quimioterapia previa a la cirugía en pacientes con tumores de mama localizados.

Los resultados de este ensayo, en el que también ha participado el Hospital Universitario de Navarra, han sido publicados en la revista Therapeutic Advances in Medical Oncology y señalan que, en comparación con un tratamiento estándar basado sólo en la quimioterapia, la adición de la vacuna antitumoral «supone un mayor número de respuestas tumorales completas (desaparición total del tumor) con una excelente tolerancia y una estimulación añadida del sistema inmunológico».

El estudio destaca por el prolongado seguimiento de pacientes -más de ocho años, desde 2010- y por su condición de ensayo académico –no vinculado con la industria-, habiendo contado con la financiación de una convocatoria para terapias avanzadas del Ministerio de Sanidad y de una ayuda de la Acción Estratégica en Salud del Instituto de Salud Carlos III. 

La Dra. Marta Santisteban, especialista en Oncología Médica de la Clínica Universidad de Navarra e investigadora principal del estudio, añade que “aunque no hemos llegado a ver cambios estadísticamente significativos en supervivencia global, sí existe una tendencia a un beneficio en los primeros cinco años de tratamiento, que ha demostrado ser completamente seguro para las pacientes y con modificaciones tanto en el tumor y su entorno como en una mejor actividad del sistema inmune”.

“Cuando iniciamos la investigación, la inmunoterapia no se empleaba como tratamiento para el cáncer de mama. De hecho, a día de hoy está aprobada como tratamiento estándar por la FDA estadounidense en este escenario, pero todavía no se ha autorizado su aprobación por la agencia europea del medicamento ni por la española, a pesar de los beneficios demostrados.

La inclusión de pacientes recién diagnosticadas, con un sistema inmune intacto, con subtipos biológicos HER2 negativos y su combinación con quimioterapia han sido claves, explica la Dra. Santisteban, que subraya que “la idea, además de ser original e innovadora, ha sido posible gracias al soporte del Área de Terapia Celular y a la colaboración del equipo multidisciplinar de especialistas del Área de Cáncer de Mama”.

“Hemos identificado biológicamente un grupo de pacientes con cáncer de mama triple negativo con baja expresión de la proteína PD-L1 que se benefician especialmente de la adición de las vacunas a la quimioterapia.

Esto hasta ahora no se sabía”, aclara la Dra. Santisteban, que añade que “de ahora en adelante, el objetivo será seleccionar mejor aquellas pacientes que se vayan a beneficiar de esta terapia para mejorar su pronóstico y su calidad de vida”. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here