La zona de San Fernando más afectada por Metro dejará de ser residencial

0
92
Ayuntamiento de San Fernando de Henares, Madrid.

Daganzo de Arriba, 7 may (EFE).- La zona más afectada por la infraestructura de la línea 7B de Metro en San Fernando de Henares pasará a tener un nuevo uso distinto al residencial, ha informado hoy el consejero de Transportes e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, David Pérez, que ha confirmado que el derribo del edificio más dañado de la calle Presa, desalojado el pasado 22 de septiembre, será derribado de forma controlada el próximo 16 de mayo.

El consejero ha señalado que la última fase de la hoja de ruta de la Comunidad de Madrid para la solución de los problemas ocasionados por la línea 7B de Metro consistirá en “una actuación para la recuperación de esa zona afectada para los vecinos de San Fernando, una respuesta mas urbana para crear ahí equipamientos y consolidar toda esa zona para otros usos ya que no pueden ser residenciales”.

Pérez, que ha visitado esta mañana el municipio de Daganzo de Arriba, ha indicado que “el principal problema” de la zona afectada es en la actualidad el edificio de 24 viviendas de la calle Presa, 4 , y Rafael Alberti, 1 y 3, que fue desalojado el 22 de septiembre y que será derribado de forma controlada el próximo 16 de mayo, según ha confirmado.

“Es el edificio más grande y coincide con el colector que en su momento estuvo vertiendo agua y eso ha ocasionado un problema en la estabilidad del terreno, y es el principal problema, porque el resto son casas más bajas que se han ido abordando de forma individual”, ha señalado.

Según Pérez, en relación con el resto de casas de la calle Presa actualmente desalojadas, “en algunos casos las viviendas, según los informes de los técnicos, se pueden rehabilitar y en otros hay que derribarlas”.

Asimismo, el consejero ha señalado que los vecinos desalojados de sus viviendas “en breve tendrán su indemnización, con lo cual podrán empezar a buscar su nuevo hogar”.

“Ojalá pudiera ser en el propio municipio, aunque algunos nos apuntan que no hay suficientes viviendas en esa zona. Ojalá todos puedan rehacer su vida con el menor trastorno posible después de todo lo que han pasado”, ha añadido.

Pérez ha recordad que la Consejería de Transportes e Infraestructuras continúa trabajando tanto en “la contención del problema de seguridad, que es la que ha llevado a ir desalojando esas viviendas que estaban gravemente afectadas”, como en “la respuesta social a los vecinos”. EFE 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here