ERC y Junts denuncian una «operación de Estado» para evitar que Maragall fuera alcalde

0
288
Ernets Maragall

EFE.-Los grupos de ERC y JxCat en el Ayuntamiento de Barcelona han denunciado hoy que hubo una «operación de Estado» para evitar en 2019 que asumiera la Alcaldía de la capital el candidato republicano Ernest Maragall, quien a su vez ha acusado a la alcaldesa Ada Colau de conocer este trabajo del CNI y apoyarse en esa agencia de inteligencia para revalidar su cargo.

Según ha publicado La Vanguardia este domingo, en la documentación que la exdirectora del CNI Paz Esteban trasladó a la comisión de Secretos Oficiales del Congreso de los Diputados consta la intervención del teléfono de una persona que estaba intercediendo para la configuración de un gobierno de coalición entre ERC y Barcelona En Comú, la formación de Ada Colau.

Esas conversaciones no fructificaron y finalmente el plenario proclamó alcaldesa a Colau gracias a los votos del PSC y a la abstención de dos ediles de la candidatura del exprimer ministro francés Manuel Valls en detrimento de Ernest Maragall, que encabezaba la lista más votada en los últimos comicios locales.

En declaraciones a Catalunya Ràdio, Maragall ha asegurado este domingo que, a tenor de las revelaciones del CNI, Valls fue «un juguete más» en el marco de la «operación de Estado» que pretendía evitar que ERC ocupase la Alcaldía de Barcelona.

«No eran unas negociaciones (de investidura), sino que estaba premeditado, preparado y vigilado para que las conversaciones no pudieran proseguir, con el conocimiento y participación de Colau. Porque para mantener el poder todo vale, incluso ayuda del CNI», ha afirmado Maragall.

Ha considerado que «quizás tenían miedo a un 14 de abril». «Estamos en una democracia intervenida», ha sentenciado el dirigente republicano, que ha deplorado que desde instituciones estatales se vea como un «riesgo» la posibilidad de que ERC gobierne.

A su juicio, la información sobre el espionaje del CNI a ese presunto intermediario, cuya identidad no ha querido revelar, «afecta muy gravemente a la legitimidad y a la validación democrática» de lo sucedido tras las elecciones municipales de 2019.

En este sentido, ha pedido a la alcaldesa y a su primer teniente de alcalde, el socialista Jaume Collboni, que «sean dignos de sus responsabilidades», si bien no ha aclarado qué tipo de reacción espera.

A las acusaciones de Maragall se han sumado el portavoz de Junts en el Ayuntamiento, Jordi Martí, quien ha dicho en un comunicado que en junio de 2019 «ya denunció que la investidura de Ada Colau como alcaldesa, tras perder las elecciones, era parte de una operación de Estado destinada a impedir el nombramiento de un alcalde independentista».

«Hoy sabemos -ha agregado Martí- que el espionaje por parte de los aparatos del Estado tuvieron un papel fundamental, como ya intuíamos desde que Citizen Lab confirmó el espionaje, entre otros, a Elsa Artadi«, la presidenta del grupo de Junts que hace unos días renunció a la actividad política por motivos personales.

El edil ha denunciado «una vez más» la que considera «ilegalidad permanente con la que actúan los aparatos del Estado». «Lo vimos -ha continuado- con la infamia preparada contra el alcalde Xavier Trias, y lo constatamos también ahora con los espionajes a Artadi, Ernest Maragall y las negociaciones para conformar el gobierno municipal de Barcelona».

Martí ha reiterado que la capital de Cataluña «es una pieza clave en el tablero político catalán y también español». Y el Estado, ha asegurado el concejal, «ya sea de forma legal o ilegal, ha decidido que incordia de manera decisiva».

En ese escenario de acusaciones, el teniente de alcalde y miembro de los comunes Jordi Martí ha remarcado que su formación siempre ha estado «en contra de cualquier tipo de espionaje político» y ha exigido en todo momento «transparencia y asunción de responsabilidades».

«La acusación de Ernest Maragall contra Colau es una calumnia inaceptable», ha indicado Martí, por lo que ha exigido al dirigente republicano una «rectificación inmediata».

La líder de En Comú Podem (ECP), Jéssica Albiach, ha salido en defensa de Ada Colau, dirigente de su formación, y le ha dicho a Maragall, tras sus acusaciones sobre el conocimiento de la edil de las escuchas a independentistas del CNI, que «en política, no todo vale».

«En política no todo vale – ha afirmado Albiach en un mensaje en las redes sociales-. Espero que ERC rectifique pronto esta mentira».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí