La llegada del rey Juan Carlos a España aviva la exigencia de explicaciones

0
95

Efe.-Juan Carlos I ha pisado este jueves España después de 655 días de residencia en Abu Dabi, un regreso que el Gobierno ha considerado un acto privado.

El avión privado en el que don Juan Carlos se embarcó en Abu Dabi ha aterrizado en el aeropuerto de Vigo hacia las 19:13 horas, tras casi ocho horas de vuelo directo, donde le esperaba su hija, la infante Elena que le ha saludado efusivamente con un abrazo y una reverencia, al igual que su amigo y presidente del club náutico de Sanxenxo, Pedro Campos, en cuyo chalé se va a hospedar hasta que el lunes viaje a Madrid para encontrarse con su hijo Felipe VI.

Los tres han salido rumbo a Sanxenxo en el coche particular de Pedro Campos, custodiados por una comitiva de seguridad.

En el coche al volante iba Campos; a su lado, Juan Carlos I, que ha saludado a los presentes bajando la ventanilla; y detrás la pareja del regatista y la infanta.

Será este viernes, antes de comenzar la primera de las tres regatas en las que participa el barco del emérito, el Bribón, cuando el rey emérito vuelva a hacer su aparición ante los medios a su llegada al puerto deportivo.

Según Campos, don Juan Carlos se embarcará, aunque no se sabe aún si será a bordo del Bribón o del barco de apoyo de la competición.

Juan Carlos I ha optado por iniciar su viaje de regreso a España en Sanxenxo con sus amigos de la vela, en vez de ver primero a Felipe VI y a la reina Sofía.

Será el lunes cuando se encuentre con ellos y otros miembros de la familia en el Palacio de la Zarzuela, antes de regresar ese mismo día a Abu Dabi, donde ha decidido mantener su residencia de manera permanente.

El Gobierno ha expresado su “absoluto respeto” por la visita de don Juan Carlos, de la que se ha desligado al tratarse de un asunto «privado», ha argumentado la portavoz, Isabel Rodríguez.

No obstante, tanto desde el ala socialista del Gobierno como del de Unidas Podemos han reavivado la petición que ha hecho en varias ocasiones el presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, para que el emérito dé explicaciones por su conducta, que tildó de “incívica”, a pesar de que la Fiscalía del Tribunal Supremo archivó la investigación sobre él.

Para el presidente gallego, «tiene todo el derecho» a visitar Galicia porque «no tienen ningún cargo judicial ni causa pendiente» y ha reiterado que le parece una «buena noticia» para la comunidad porque puede favorecer su promoción turística.

En medio del regreso de su padre y del debate político generado en torno a su figura, Felipe VI ha proseguido este jueves con normalidad su actividad institucional al recibir en el Palacio Real de Madrid las cartas credenciales de seis nuevos embajadores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here