EFE.- La ley del solo sí es sí avanza hacia el Senado después de que este jueves la mayoría del Pleno del Congreso haya mostrado su apoyo a la norma, que, en palabras de la ministra de Igualdad, Irene Montero, será de los derechos más importantes «que podamos dejar a nuestras hijas».

El dictamen de la ley de garantía integral de la libertad sexual ha salido adelante con 201 votos a favor, 140 en contra (PP y Vox) y 3 abstenciones.

La ley, que ha sufrido cambios durante su tramitación en la Cámara Baja, mantiene la modificación del Código Penal para eliminar la distinción entre abuso y agresión sexual, hace del consentimiento expreso la clave para juzgar los delitos sexuales y garantiza una atención integral a las víctimas.

Además, con las enmiendas incorporadas considera ilícita la publicidad que contribuya a promover la prostitución, reconoce el derecho a la residencia y al trabajo a las víctimas de violencia sexual en situación irregular, en el marco de las autorizaciones excepcionales recogidas en la ley de extranjería.

También el derecho a recibir ayudas a las madres de los menores asesinados por sus parejas o exparejas, como víctimas de la violencia vicaria, y blinda la financiación de las medidas incluidas en el Pacto de Estado contra la violencia de género, al establecerse que el Gobierno deberá aprobar las partidas presupuestarias necesarias.

Se han aprobado consensuada por el PSOE, Podemos, ERC y Bildu que los menores que cometan delitos sexuales tendrán la obligación de realizar programas formativos sobre educación sexual y de igualdad de género.

La ministra de igualdad, Irene Montero,ha advertido de que la libertad sexual de las mujeres será una realidad a pesar del «ruido reaccionario» de la extrema derecha, de los agresores y de la «justicia patriarcal»: «Ustedes hacen mucho ruido, pero les demostramos que las feministas somos más», ha subrayado.

La ley ahora pasará al Senado para continuar su camino parlamentario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here