Casi 150.000 alumnos solicitan la admisión en centros públicos y concertados

0
62
Escuelas y colegios de Madrid. Fuente: Madrid

Madrid, 28 may (EFE).- PP, Más Madrid, PSOE y Grupo Mixto han dado a conocer este viernes sus propuestas para el dictamen sobre la comisión que ha investigado el intento de espionaje a Isabel Díaz Ayuso, textos que resumen la confrontación vivida en la comisión: los populares ven constatado que no hubo nada y la oposición esgrime que las ausencias han impedido conocer el fondo del asunto.

La comisión, creada para esclarecer «la posible contratación» en 2021 a través de la EMVS y la EMT de detectives o investigadores privados «para asuntos particulares del Partido Popular», constó de diez sesiones, que comenzaron el 4 de abril y terminaron el 9 de mayo con la comparecencia del alcalde, José Luis Martínez-Almeida.

A excepción de Vox y Ciudadanos, el resto de fuerzas políticas han dado a conocer hoy sus borradores de conclusiones. Según fuentes municipales, ahora tiene que reunirse la Junta de Portavoces -lo hará la semana que viene- para elaborar el dictamen final, que se debatirá y votará en el pleno municipal.

El PP ha reiterado la que ha sido su línea de defensa a lo largo de las sesiones: nunca hubo “ningún contrato” ni “pago” a una empresa de detectives para asuntos vinculados a la EMVS ni para sus asuntos particulares, y no se ha podido demostrar “fraude, corrupción, malas prácticas ni conflicto de intereses”, por las informaciones del supuesto espionaje nunca han sido más que “un rumor”.

Encabezados por el edil José Fernández, los populares han valorado la “colaboración” de todos los comparecientes en el esclarecimiento de los hechos, siempre “en el marco de su conocimiento y responsabilidades”, y de los que han comparecido no se desprende que haya habido “implicación de trabajadores de la EMVS ni del Ayuntamiento de Madrid” en la presunta trama de espionaje.

El alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida (PP), ha considerado en declaraciones en la Feria del Libro que la oposición tiene que «acudir a difamar» y «mentir» en sus conclusiones de la comisión dado que «saben que no hubo nada», que «no hubo encargo» ni «dinero público de por medio», y que «no se ha producido ningún tipo de irregularidad» en el seno del Consistorio.

La vicealcaldesa, Begoña Villacís, ha dicho que Ciudadanos puede «compartir muchos de los dictámenes que hacen los grupos de la oposición», y ha afirmado que su formación, que ostenta la Presidencia de la comisión, va a hacer un «esfuerzo» por incorporar «todas las visiones dentro de un documento de consenso».

Así lo ha manifestado Villacís después de reiterar que ha sido una «comisión boicoteada y fallida», porque «no ha habido un interés claro en que se arroje luz» debido a las múltiples ausencias de comparecientes del PP, y tras enumerar todos los detalles del caso que «nos hemos quedado sin saber».

LA IZQUIERDA Y CIUDADANOS LAMENTAN LA AUSENCIA DE PONENTES CLAVE

Con algunos matices, los grupos municipales de la izquierda han coincidido en que la ausencia de algunos de los comparecientes clave en el “caso”, como el ex director general de Coordinación de Alcaldía, Ángel Carromero, el exjefe de prensa de la EMVS, David Fernández, o el jefe de prensa de la EMT, Joaquín Vidal, ha impedido conocer toda “la verdad” sobre el asunto.

Más Madrid ha valorado que Martínez-Almeida “no ha actuado con la debida diligencia comprometida por él mismo” porque no ha permitido conocer el testimonio de “altos cargos de su gobierno” al resto de grupos, una circunstancia que le achacan por faltar a su compromiso de que “todos los cargos del PP” acudirían a declarar como comparecientes.

Además, sostiene que la duda sobre “si hubo un intento de espionaje”, del que consideran que hay “fuertes indicios”, todavía no se ha aclarado, en tanto que la comisión no ha logrado ofrecer “una respuesta definitiva acerca del asunto” por los “obstáculos” que, denuncian, ha ido sembrando el alcalde de Madrid.

El PSOE ha constatado que las “dudas razonables” sobre el “uso indebido” de recursos públicos en el presunto espionaje quedaron “confirmadas” tras la comisión de investigación y, como Más Madrid, ha lamentado que las incomparecencias de “activos del PP” que participaron en la “trama”, así como las dimisiones de Carromero o Fernández vienen a confirmar que “la trama existió y que hubo investigación” con medios públicos.

El grupo socialista ha pedido que el Ayuntamiento elabore una normativa sobre la “obligatoriedad de comparecencia del personal municipal y su sector público” en las sesiones de estos organismos.

Uno de los extremos que el Grupo Mixto saca en claro es que «se puede afirmar que Ángel Carromero tuvo algún tipo de implicación en el espionaje», si bien señala como conclusión general que «el hecho de no haber podido conocer el testimonio de los principales implicados en el caso del espionaje» ha impedido «esclarecer todo lo sucedido».

Fuentes de Vox han indicado que no harán propuestas para la elaboración del dictamen, porque la comisión ha sido «desde el principio» una «cacería política», y a quienes creen desde la formación de Javier Ortega Smith es a los cargos técnicos «que han declarado que no hubo uso de recursos municipales». EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here