Una dieta rica en polifenoles previene la inflamación en personas mayores

0
254

EFE.- Una dieta rica en polifenoles, unos compuestos naturales considerados probióticos que se ingieren sobre todo a través de verduras y frutas, previene la inflamación en personas mayores de 65 años, según un estudio de la Universidad de Barcelona (UB) y el CIBER de Fragilidad y Envejecimiento (CIBERFES).

El estudio, que publica la revista ‘Molecular Nutrition and Food Research’, ha demostrado que los polifenoles que contienen los alimentos pueden prevenir la inflamación en personas mayores, ya que alteran la microbiota intestinal e inducen la producción del ácido indol-3-propiónico (IPA), un metabolito derivado de la degradación del triptófano por las bacterias intestinales.

Los investigadores, liderados por la catedrática de la Facultad de Farmacia y Ciencias de la Alimentación de la UB, Cristina Andrés-Lacueva, han confirmado que la interacción entre los polifenoles y la microbiota intestinal puede inducir la proliferación de bacterias con la capacidad de sintetizar metabolitos beneficiosos, como el IPA, un posbiótico con propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y neuroprotectoras que contribuye a mejorar la salud de la pared intestinal.

La investigación analizó los niveles de IPA en el suero y la composición de la microbiota intestinal en las heces de 51 voluntarios mayores de 65 años que mantuvieron una dieta rica en polifenoles (té verde, chocolate amargo y frutas, como la manzana, la granada o los arándanos) durante ocho semanas.

Así vieron que la dieta rica en polifenoles generó un aumento significativo de los niveles de IPA en sangre, una reducción de los niveles de inflamación y algunos cambios en las bacterias de la microbiota, del orden de las bacteroideas.

Sin embargo, no se observaron los mismos efectos en voluntarios con enfermedades renales, lo que podría explicarse por la composición alterada de su microbiota intestinal.

En estas personas, en el inicio del ensayo se encontraron cantidades más bajas de IPA que en los voluntarios que tenían una función renal normal.

«Estos resultados podrían ser clínicamente relevantes, ya que los niveles bajos de IPA se han asociado a una rápida disminución de la función renal y a enfermedad renal crónica», ha puntualizado Andrés-Lacueva.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí