A juicio exalcalde Majadahonda por dejar que hospital funcionase sin licencia

0
70
Narciso de Foxá. Fuente twitter

Madrid, 5 jul (EFE).- La Fiscalía pide dos años y medio de cárcel al exalcalde de Majadahonda Narciso de Foxá por permitir que el Hospital Puerta de Hierro funcionase siete años sin licencia, que fue finalmente concedida a una empresa pese a contar con informes que alertaban de deficiencias relativas a protección contra incendios.

El hospital, explica la Fiscalía de Madrid en un comunicado, comenzó a funcionar sin haber obtenido del Ayuntamiento la preceptiva licencia de primera ocupación, y cuando se solicitó, en junio de 2008, se produjeron diversas visitas de inspección e informes de los servicios técnicos municipales que alertaron de 66 deficiencias, «la mayor parte de ellas relativas a protección contra incendios».

Por estos hechos se sentarán en el banquillo (en una fecha aún por determinar) el exalcalde y los exconcejales Juan Carlos Pérez y Carmen Ménendez, acusados de un delito sobre ordenación de territorio por haber concedido a la Sociedad Concesionaria Hospital Majadahonda S.A. -responsable de la construcción y explotación del centro- dicha licencia pese a las deficiencias advertidas por los servicios municipales.

Según la Fiscalía, el hospital estuvo funcionando sin licencia de primera ocupación ni licencia de apertura de actividad calificada desde septiembre de 2008 hasta abril de 2015, tiempo en el que «no se adoptó por los acusados ningún tipo de actuación o medida tendente a la protección o restauración de la legalidad urbanística infringida, ni sancionadora».

Explica el ministerio público que el hospital continuó su actividad sin que la empresa comunicara la subsanación de las deficiencias advertidas y, dado que la situación se prolongaba, el 18 de diciembre de 2012, los responsables del Servicio de Urbanismo y Vivienda del Ayuntamiento pusieron «expresamente de manifiesto» al Servicio Jurídico de la Concejalía de Urbanismo que la actividad estaba funcionando sin la correspondiente licencia de primera ocupación, «y por consiguiente sin licencia de funcionamiento».

Pidieron un informe sobre las medidas que se deberían adoptar y el entonces concejal de Urbanismo, Juan Carlos Pérez, contestó solicitando otro informe, que después remitió al Negociado de Urbanismo y Vivienda «sin dar respuesta alguna y sin adoptar tampoco medida alguna».

Hasta el 2 de diciembre de 2014 la representación de la citada empresa se abstuvo de contestar a todos los requerimientos «manifestando haber procedido a la subsanación de las deficiencias», una respuesta que originó nuevas visitas de inspección, que así lo constataron, y que motivó que se emitieran informes favorables a la concesión de la licencia.

Explica también la Fiscalía que en marzo de 2007 la sociedad concesionaria solicitó al Ayuntamiento una licencia de apertura y ejercicio de actividades para la instalación, apertura y funcionamiento de la actividad de hospital.

En ese momento los servicios técnicos municipales volvieron a advertir de una serie de deficiencias, que no se subsanaron hasta abril de 2015. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here