A las puertas de una ola de calor, que se alargará hasta el final de la próxima semana

0
63

EFE.- Nos encontramos a las puertas de un episodio muy cálido que dará lugar a la segunda ola de calor del verano, y que podría prolongarse, al menos, «hasta finales de la próxima semana en la mayor parte del territorio», ha avanzado Rubén Del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorologia (Aemet).

En las Islas Canarias también durante este fin de semana y el lunes las altas temperaturas podrían desembocar en su primera ola de calor de este año, sobre todo en medianías y en cumbres, ha detallado Del Campo para señalar que, aunque se espera un refrescamiento notable en Canarias entre el martes y miércoles, es posible que vuelva el calor muy intenso durante la segunda mitad de la próxima semana.

Esta situación “se va a traducir en un ascenso paulatino y generalizado de las temperaturas a partir del jueves, tanto máximas como mínimas, que podría desembocar a partir del fin de semana en la segunda ola de calor del verano”, anuncia el portavoz de Meteorología, que apunta que se podría extender hasta mediados de la próxima semana o incluso más.

Ya el jueves, regresará a España la cota de los 40°, con 41° en Badajoz y 40° en Córdoba y Sevilla. El viernes será una jornada “muy calurosa en el centro y el sur de la Península”, donde los termómetros subirán de forma generalizada de los 35° y subirán a 40°/41° en Badajoz, Córdoba y Sevilla.

En cambio, el ambiente será fresco en el norte peninsular, con vientos del norte y noroeste y con cierzo en el Ebro que dejarán unas máximas de 25° en Vitoria y 27° en Pamplona.

A partir del sábado, predominarán los cielos poco nubosos, el viento irá amainando y seguirán subiendo las temperaturas. Los más de 35° se extenderán del centro y el sur a la meseta Norte, la depresión del Ebro y puntos de Baleares y hará más de 40° en los valles del Tajo, del Guadiana y del Guadalquivir. Así, los termómetros estarán en Badajoz, Sevilla y Córdoba por encima de los 40°, mientras que en Cáceres, Ciudad Real y Ourense rondarán los 38 a 40°.

El domingo se producirá una nueva subida en los termómetros y, a comienzos de la próxima semana, a las zonas a más de 40° se sumarán el valle del Ebro, área del Duero, oeste de Castilla y León y sur de Galicia. 

 Las zonas más frescas estarán en el entorno del Cantábrico, con 25° en Santander o San Sebastián, pero hará más de 40° en ciudades como Badajoz, Cáceres, Córdoba, Ourense, Sevilla y Toledo. A orillas del Mediterráneo también se espera un ambiente cálido con sensación de bochorno por la humedad, con 33° o 34° en Castellón de la Plana, Palma y Valencia.

El lunes se esperan “ligeras subidas” en la Península y partir del martes “hay cierta incertidumbre”, ya que algunos escenarios indican que podría producirse un descenso de las temperaturas, pero los modelos indican que volverían a subir a partir del miércoles.

En cualquier caso, “el calor será muy intenso durante buena parte de la semana”, concluye Del Campo, que considera “difícil de pronosticar cuándo podría terminarse esta ola en caso de que finalmente llegue a producirse”. Todo depende de una DANA o depresión aislada en niveles altos, que se formará en el Atlántico y que podría (o no) inyectar aire fresco y acabar con el calor extremo a mediados de semana.

En Canarias, detalla el experto, “la llegada de una masa de aire africano también va a provocar un aumento notable de las temperaturas a partir del viernes”, con lo que se podría “hablar también de una ola de calor en el archipiélago, la primera del verano en Canarias, con calor muy intenso sobre todo en zonas de medianías y cumbres”.

De momento, “está por ver hasta qué punto afectará esa masa de aire africano a zonas costeras”, matiza Del Campo, que puntualiza que en puntos de Gran Canaria se pueden superar los 40°.

También se esperan noches tórridas en el sur de esa isla y de Tenerife. La situación en estas islas puede prolongarse hasta el lunes o el martes, cuando se espera un “ligero alivio térmico”. Sin embargo, no se descarta que el calor intenso vuelva durante la segunda mitad de la semana.

Esta posible nueva ola de calor llegará tras la “intensa, extensa y extraordinaria” ola que se registró a mediados de junio. Aunque psicológicamente parezca que se van a producir muy seguidas, ha habido veranos en los que se han sucedido en menos tiempo. “En el caso de que tengamos una nueva ola, no comenzaría antes del 9 de julio y habrían pasado 21 días desde el final de la anterior. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here