Médico declara que Luis Lorenzo y su pareja le pidieron fármacos para su tía

0
173
Luis Lorenzo. Foto archivo

Madrid, 19 jul (EFE).- Una médico ha declarado este jueves ante la jueza que investiga la muerte de María Isabel Suárez, tía política de Luis Lorenzo, que le recetó medicamentos a petición de Arancha Suárez, sobrina de la difunta y pareja del actor, que era quien la acompañaba a las consultas.

Según han informado a Efe fuentes jurídicas, la doctora, que fue quien firmó el certificado de defunción, ha manifestado que, pese a no haber atendido nunca a la anciana, Arancha Suárez le solicitó que le recetase un medicamento que contenía ketamina.

El Juzgado de Instrucción número 9 de la localidad madrileña de Arganda del Rey mantiene como investigados al actor y a su pareja, por presuntamente haber envenenado a María Isabel el pasado 28 de junio de 2021 en el domicilio de la pareja en Rivas Vaciamadrid.

La juez también ha decidido imputar a la mujer que cuidó a la anciana en los últimos meses de su vida.

La anciana acudía a diversos centros médicos, tanto en Madrid como en Asturias, y siempre acompañada por su sobrina Arancha. Entre ellos, los centros de atención primaria de las localidades de Rivas Vaciamadrid y de San Blas, así como una clínica privada.

Según han subrayado las fuentes consultadas, los médicos que la atendieron no conocían los diferentes medicamentos que le recetaban a la fallecida el resto de facultativos.

Fue en la clínica privada donde le diagnosticaron un principio de Alzheimer y le recetaron una medicación acorde con la dicha dolencia.

No obstante, el médico que llevaba varios años tratándola en Asturias, donde normalmente residía, ha explicado ante la juez que se extrañó al ver la medicación que estaba tomando y que le pidió cita con un geriatra para que lo valorase.

Este especialista le retiró el fármaco para el Alzheimer al considerar que no lo requería.

A su regreso a Madrid fue atendida de nuevo por un neurólogo y le recetaron la misma medicación que le retiraron en Asturias por, ahora, un Alzheimer «grave e importante», según han explicado las mismas fuentes.

Los médicos han explicado que a partir del 6 de junio de 2021, veintidós días antes de morir, no volvieron a ver a la difunta y que tan solo recibieron llamadas de su sobrina para renovar la medicación. EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí