Críticas a la cesión de suelo público al Atlético para su ciudad deportiva

0
64

Madrid, 20 jul (EFE).- La Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM) y la Coordinadora de Entidades Ciudadanas de San Blas-Canillejas han censurado este miércoles el proyecto de la ciudad deportiva del Atlético de Madrid, un «negocio redondo» que se traduce en la cesión «gratuita» al club de «un enorme terreno público por un período de 75 años a cambio de compensaciones ridículas».

El proyecto de la llamada Ciudad del Deporte, presentado el martes, se erigirá sobre un terreno de un millón de metros cuadrados en el entorno de estadio Wanda Metropolitano, que iba a ser destinado al proyecto olímpico de la ciudad.

El espacio se divide en cinco parcelas, de las que tres serán cedidas al Atlético de Madrid durante 75 años; como contraprestación, el club financiará las instalaciones públicas que se levantarán en las dos parcelas restantes y las obras de conexión de este espacio con la M-40.

La FRAVM denuncia, en primer lugar, que, pese a tratarse de suelo de uso deportivo, una de las parcelas recibidas por el Atlético se destinará a usos ajenos y comerciales.

Por otro lado, alega que la superficie de las dos parcelas que corresponden al Ayuntamiento son «minúsculas», mientras que la construcción de las dos conexiones del estadio con la M-40 es una obligación «que el club ya contrajo en el momento que se hizo el Metropolitano», y respecto a la cual «lleva años de retraso».

Además, las asociaciones dicen que la planificación prevista de las dos parcelas municipales no responde a las necesidades y demandas deportivas del distrito.

Mencionan finalmente lo «surrealista» de que se vaya a crear (en las parcelas cedidas al Atlético) un espacio para la práctica del surf al tiempo que no se hace nada «con el esqueleto del centro acuático».

Por todo ello, la FRAVM y la coordinadora de San Blas-Canillejas entienden que la operación constituye «un alarmante trato de favor a un club deportivo, el cual es una empresa privada», y que sólo se compromete a unas «ridículas» compensaciones a la ciudad. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here