Acaba uno de los meses de julio mas bochornosos y llega agosto con más calor

0
177
Playa de Riazor, A Coruña. Foto B. Buján

Madrid, 29 jul (EFE).- Este fin de semana, en el que acaba uno de los julios más bochornosos que se recuerdan en España, volverán a subir las temperaturas, también en la Comunidad de Madrid alrededor de los 36 grados en el centro y en el sur, como antesala de una nueva ola de calor durante la primera semana de agosto.

Las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) así lo indican -«del 2 al 6 de agosto temperaturas en ascenso prácticamente general en todo el país»- en vísperas de que termine el que será «muy probablemente uno de los dos meses de julio más cálidos en España desde 1961 hasta la fecha», ha manifestado Rubén del Campo, portavoz de la Aemet.

Del Campo ha advertido de que, según la predicción del Centro Europeo, es de esperar que en agosto se alcancen «temperaturas superiores a las normales» en casi todo España.

De este modo, ha dicho, es posible que en la primera quincena de agosto, y tal vez en la segunda, en el norte y el centro peninsulares se superen de 3 a 6 grados los valores normales y que siga aumentando la temperatura del agua en Mediterráneo, donde ya es 5 grados superior a los valores normales.

En cuanto a las precipitaciones, en agosto podrían ser inferiores a lo habitual en el Cantábrico, aunque probablemente también se formen algunas tormentas vespertinas, sobre todo en el entorno de sistemas montañosos.

La Aemet no descarta que el episodio de altas temperaturas de la próxima semana, que podrían estar entre 5 y 10 grados por encima de lo normal en el oeste y centro peninsulares, derive en una nueva ola de calor –la tercera en lo que llevamos de año- pero matiza que, de confirmarse, «no será un episodio cálido tan extraordinario» como el de mediados de este mes de julio.

De momento, este fin de semana se espera más calor, sobre todo el domingo, cuando los termómetros superarán los 35 grados en el sur de Galicia, en la cuenca del Ebro, Baleares, buena parte de la meseta norte y centro y sur de la Península.

Por la noche las mínimas se quedarán por encima de los 20 o 22 grados en Baleares y zonas del centro y sur peninsular, mientras en el Mediterráneo la alta humedad propiciará mucho la sensación de bochorno.

Las tormentas afectarán sobre todo a puntos del centro y de la mitad oriental de la península y serán más intensas mañana sábado en la parte más oriental del Sistema Central y Sistema Ibérico, donde continuarán el domingo, además de en los Pirineos.

La próxima semana empezará con una fuerte subida de temperaturas en el norte y calor intenso hasta el miércoles, con máximas de nuevo superiores a los 38 grados en buena parte de España, salvo en el extremo norte y zonas de montaña, y rondando o superando los 40 grados en el sur de Galicia, Castilla y León, zona centro y en los valles del Ebro, Tajo, Guadiana y Guadalquivir.

Por la noche no se bajará de los 20 grados, y puntualmente de los 25, de manera local en puntos de la costa mediterránea, zona centro y mitad sur durante los tres primeros días de la semana.

De nuevo podría haber chubascos tormentosos vespertinos en el centro y norte de la Península, más intensos en los entornos del Sistema Ibérico y Pirineos.

De cara a la segunda mitad de la semana es probable que continúe el calor intenso en casi toda España y que se sigan formando tormentas vespertinas en zonas de montaña por las tardes. EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí