efe.-Las autoridades australianas impusieron una multa de 2.664 dólares locales (más de 1.860 dólares estadounidenses o 1.822 euros) a un pasajero proveniente de Indonesia que no declaró al llegar dos sándwiches de salchichas y huevos (los llamados McMuffin de McDonald’s) y un cruasán con jamón.

Según informaron este lunes las autoridades locales, estos alimentos, que serán analizados para determinar si están contaminados con fiebre aftosa, fueron detectados la semana pasada en el aeropuerto de la ciudad norteña de Darwin por Zinta, un perro del departamento de bioseguridad de Australia.

«Esta será la comida Maccas (McDonald’s) más cara que haya pagado este pasajero», dijo el titular australiano de Agricultura, Murray Watt, en un comunicado divulgado hoy.

Murray se refería a la multa impuesta al australiano que volvía de Indonesia por violar las normas de seguridad alimentaria del país, entre las más estrictas del mundo, y mentir en su declaración de viaje.

Australia ha redoblado la vigilancia en los aeropuertos debido a la propagación de la fiebre aftosa, que afecta al ganado vacuno, ovino, caprino y porcino, en Indonesia, incluyendo Bali, uno de los destinos principales de los australianos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here