Diez brotes de salmonelosis este año y 53 afectados por alimentos con huevo

0
47

Madrid, 14 ago (EFE).- La subdirección de Vigilancia en Salud Pública ha registrado en lo que va de año en la Comunidad de Madrid 10 brotes por salmonelosis, con 53 afectados y cinco ingresos hospitalarios, casi exclusivamente por ingerir alimentos elaborados con huevo.

Para evitar los riesgos se recomienda «no lavar los huevos, ya que la cáscara es muy porosa y pueden penetrar las bacterias en su interior, así como conservarlos en el frigorífico», indica la Comunidad de Madrid en una nota de prensa.

Las infecciones notificadas más frecuentemente se han producido en establecimientos de restauración, con 7 brotes y 39 casos, aunque también se han comunicado otros tres en domicilios particulares, con un total de 14 enfermos.

Los alimentos implicados han sido casi exclusivamente los elaborados con huevo, tanto cocinados durante su preparación (tortillas, etc.) como consumidos crudos (mayonesas o postres sin cocción).

Se trata de una infección provocada por la bacteria Salmonella, que ocasionalmente está presente en la cáscara del huevo y otros alimentos.

Los síntomas habituales son cefalea, fiebre, diarrea, dolor abdominal, náuseas y, a veces, vómitos, que aparecen entre 6 y 72 horas tras el consumo. El malestar dura de 4 a 7 días y las personas suelen recuperarse sin tratamiento específico.

Sin embargo, en algunos casos la enfermedad puede pasar del intestino a cualquier parte del cuerpo a través de la circulación sanguínea, requiriendo el ingreso hospitalario y, en situaciones extremas, llegando a provocar el fallecimiento.

En caso de que se prepare tortilla «hay que elaborarla con la mínima antelación posible, consumirla inmediatamente o mantenerla en el frigorífico hasta que se vaya a ingerir y siempre antes de dos días en refrigeración».

No se deben cascar los huevos en el borde del plato que se va a emplear para batirlos por si el agente patógeno estuviera en la superficie de la cáscara, añade la nota.

Asimismo, hay que asegurarse de que «se realiza un cocinado completo, cuajando su centro, y no hay que servir la comida en el plato que se usa para su elaboración».

Por otro lado, se recomienda elaborar las salsas y mayonesas con el producto pasteurizado o industrial y, en caso de utilizarlo crudo, hay que prepararla poco antes de su consumo, conservarla en el refrigerador y no guardar las sobras.

Estas toxiinfecciones se pueden evitar con medidas higiénicas adecuadas, como recuerda la Consejería de Sanidad en esta web:  http://www.comunidad.madrid/servicios/salud/precauciones-tortillas. EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí