El sexo y los videojuegos, adicciones conductuales de los madrileño

0
50
Hospital General Universitario Gregorio Marañón. Fuente: Comunidad de Madrid

Madrid, 25 sep (EFE).- La adicción al sexo y a los videojuegos han sido los principales motivos de consulta de las 121 personas -20 de ellas adolescentes- que han acudido a la Unidad de Adicciones Comportamentales del Hospital General Universitario Gregorio Marañón, Adcom Madrid, desde su puesta en marcha el pasado mes de julio.

«Desde la Unidad Adcom, esperábamos tener una demanda alta del servicio, pero ésta ha sido incluso mayor de lo que se tenía previsto, especialmente a lo largo del mes de agosto», asegura a Efe el doctor Francisco Ferre, coordinador del Centro Integral de Prevención e Investigación de Adicciones Comportamentales, Adcom Madrid.

La mayoría de los pacientes adultos que solicitan el cribado son varones (88%) de mediana edad (39 años de media), mientras que entre los adolescentes también hay una mayoría de varones (81%), con una edad media de 14 años.

En el caso de los adultos, la adicción comportamental por la que más acuden a cribado es la adicción al sexo (38%), seguida de los videojuegos (25%), las compras (24%), las redes sociales (21%) y el juego patológico (20%).

Una posible explicación para la alta demanda de cribado por adicción al sexo entre los adultos puede estar en la escasez actual de recursos para la evaluación y el tratamiento de esta adicción comportamental, según el doctor Ferre.

Además, un 32% de los adultos que acuden a cribado consideran que tienen más de una adicción comportamental, lo que se conoce como «poliadicción».

En el caso de los menores, las dos adicciones por las que solicitan cribado son los videojuegos (80%) y las redes sociales (30%). Entre ellos, un 10% considera que tiene adicción a ambas conductas.

UN USO PROBLEMÁTICO

Hasta la fecha, un 54% de los adultos y un 52% de los adolescentes que pasan por el cribado no presenta una adicción, aunque un alto porcentaje de estas personas, un 95% aproximadamente, incurren en lo que se denomina «uso problemático», que llega a perjudicarlos, pero no cumplen los criterios de gravedad para un diagnóstico de adicción compartimental.

A este grupo de personas, tras el cribado, se les informa de que están haciendo un uso problemático y se les aporta información sobre recursos disponibles en la Comunidad a los que pueden acudir para recibir una atención preventiva.

«Es importante distinguir entre lo que es una adicción comportamental y lo que no lo es. Así, un uso intenso del móvil o una gran afición por los videojuegos no son, por sí solos, indicativos de adicción. En una adicción comportamental, se van a dar una serie de fenómenos que son muy similares, sino idénticos a los observados en las adicciones a sustancias», explica el experto.

ADOLESCENTES «ENGANCHADOS» A LOS VIDEOJUEGOS DURANTE DOCE HORAS

La adicción está determinada por el abuso, que se produce cuando una persona le dedica un tiempo excesivo a la conducta en cuestión, como, por ejemplo, en la adicción a los videojuegos, el caso de adolescentes que llegan a pasar hasta doce horas, o más, enganchados a «la máquina».

Otros aspectos que definen una adicción son la tolerancia, cuando la persona necesita aumentar cada vez más la frecuencia y el tiempo que le dedica a la conducta en cuestión para obtener el placer o la evasión que espera de ella, y los síntomas de abstinencia, cuando se produce un malestar físico y/o psicológico intenso si, por lo que sea, no se puede realizar la conducta, como tensión muscular, ansiedad o irritabilidad.

El doctor Ferre subraya que la adicción tiene consecuencias negativas en áreas importantes de la vida persona, como las relaciones, el trabajo, los estudios o el ocio y genera la sensación de que la conducta escapa al control personal, de manera que aunque exista el deseo de reducirla o de eliminarla, la mayoría de los intentos por lograrlo acaban en fracaso.

Cualquier persona que tenga 12 años o más y que disponga de la Tarjeta Sanitaria de la Comunidad de Madrid puede acceder al cribado de forma directa, sin necesidad de pasar por el médico de cabecera.

Lo único que tiene que hacer es buscar en internet «AdCom Madrid» y en los resultados aparecerá la página web de la Comunidad de Madrid donde podrá acceder al sistema de autocita.

En el caso de los adolescentes, pueden ser los padres o los tutores legales los que soliciten la cita con los datos del menor y uno de ellos deberá acompañarle al cribado.

LA PANDEMIA HA AGRAVADO LAS ADICCIONES A LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS

Algunos estudios que recogen datos epidemiológicos a escala global informan de incrementos «muy notables» en determinadas adicciones como consecuencia de la pandemia, entre ellas las relacionadas con las nuevas tecnologías

Para el doctor Ferre, este crecimiento se debe a que la crisis sanitaria ha incrementado la exposición a factores de riesgo, como el aislamiento social, la disminución de la variedad en las actividades de ocio y el consiguiente aumento en el tiempo dedicado al uso de las nuevas tecnologías en sectores de la población que ya eran vulnerables. EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí