La Complutense aprueba ceder gestión del Arco de la Victoria al Ayuntamiento

0
68
Arco de la Victoria en Moncloa

Juliana Leao-Coelho

Madrid, 27 sep (EFE).- La Universidad Complutense de Madrid (UCM) ha dado luz verde este martes al convenio por el que cede al Ayuntamiento de Madrid, por 25 años, la gestión y mantenimiento del Arco de la Victoria, monumento franquista ubicado en terreno universitario, tras año y medio de negociaciones que han fructificado en un acuerdo «muy ventajoso» para la universidad que, sin embargo, no recibe ninguna contraprestación económica.

Según el vicerrector de Relaciones Institucionales, Juan Carlos Doadrio, el consejo de gobierno de la UCM ha aprobado «la concesión demanial por 25 años del mantenimiento y restauración del Arco de la Victoria», que podrá ser usado con «fines turísticos y culturales», y la universidad participará en «la comisión de seguimiento» del cumplimiento de la Ley de memoria histórica.

«Ahora el paso siguiente es la aprobación por el Consejo Social, el próximo 7 de octubre, al tratarse de patrimonio de la universidad», tras lo cual se procederá a la firma con el Ayuntamiento, ha explicado a Efe el vicerrector.

La cesión comprende el arco y la superficie que lo circunda, que está registrada catastralmente como Plaza de la Victoria, cuyo subsuelo la universidad vendió en 2006 al Consorcio Regional de Transportes de Madrid para la ampliación del intercambiador de Moncloa.

Con este convenio, la Complutense se ahorra los costes de mantenimiento y restauración de los que «económicamente no podríamos hacernos cargo. Y a ello habría que sumar el seguro de responsabilidad civil. Es muy ventajoso para la universidad», añade el vicerrector.

El punto 4.2 del convenio con el Ayuntamiento recoge que el Arco debe ser «recalificado según la ley de memoria histórica, y siempre con la autorización de la Complutense a través de la comisión de seguimiento conjunta».

Con este convenio, que partió de una iniciativa de la propia universidad, «el Ayuntamiento se hace cargo de la restauración y mantenimiento que la universidad no puede afrontar», explica el vicerrector, que ha participado en la negociación en la que han intervenido varias concejalías, de Cultura, Urbanismo y Obras.

Desde el Ayuntamiento «lo vieron claro desde el primer momento, al estar en la entrada de la ciudad», ya que el monumento se ha deteriorado en los últimos dos años.

Previamente, en 2006 el entonces rector, Carlos Berzosa, hizo un convenio con el Consorcio de Transportes «a cambio de 2 millones de euros, por el que cedió el subsuelo de la plaza para la ampliación de la dársena de autobuses. El consorcio tenía que mantener también la superficie porque ahí estaba la salida de emergencias», explica Doadrio.

Hasta 2015 el Consorcio se encargaba del mantenimiento, pero desde la conocida «como Ley 40, ese convenio dejó de ser válido porque las concesiones a largo plazo pasaban a ser concesiones demaniales», explica.

En ese periodo el Consorcio soldó las entradas, ya que «está vandalizado por dentro», según Doadrio, que explica que en la parte superior hay una sala, de unos 12 metros por 6, con «dos terrazas con vistas impresionantes» y también destaca la cuádriga de Minerva.

«La Complutense nunca se ha hecho cargo del mantenimiento, ya que antes de 2006 el Ayuntamiento se encargaba», en concreto el alcalde Tierno Galván hizo en su día «una buena restauración».

El Ayuntamiento de Madrid «es muy colaborador con la Universidad, se porta muy bien con nosotros», por ejemplo se hace cargo de la limpieza viaria en la Ciudad Universitaria, «no nos podemos quejar», concluye.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí