Sindicatos y Asociaciones piden retirar listados de los colegios que tienen problemas de bandas latinas

0
213

Madrid, 28 sep (EFE) .- Los sindicatos y asociaciones de padres de alumnos han pedido «más recursos humanos» para evitar la proliferación de bandas latinas en centros educativos, tras un estudio del Centro de Ayuda Cristiano que sitúa a las bandas latinas como «la principal amenaza» en varios barrios, y piden «no señalar» a los centros cuyos nombres aparecen en el informe.

Tras conocer el estudio, la FAPA Giner de los Ríos ha solicitado la «retirada del listado de los 34 colegios publicados en el informe III Observatorio de las Bandas Latinas en España», al considerar que provoca «alarma social», al tiempo que CCOO ha lanzado un mensaje de «tranquilidad» y ha insistido en la necesidad de «no señalar» a los centros.

Según la FAPA, «ni el equipo directivo ni la asociación de madres y padres de los centros eran conocedores en modo alguno de la problemática indicada en el informe, siendo los datos completamente falsos y al margen de la realidad en esos casos», ya que la encuesta a padres y profesores «no cuenta con muestra suficiente para dar la información como fiable», y «el error muestral es excesivamente alto».

DATOS DEL ESTUDIO

Según el III Observatorio de Bandas Latinas en la región, «uno de cada 3 padres y profesores consideran ya las bandas latinas como principal amenaza en sus barrios y centros educativos», de acuerdo con una encuesta realizada por GAD3 en un total de 260 centros educativos de 22 municipios madrileños.

Además, «el 50 % de los padres reconocen la presencia de bandas latinas en sus barrios», según el estudio, que añade que «tres de cada cuatro padres y 9 de cada 10 profesores consideran que esta problemática ha aumentado mucho o bastante».

Las entrevistas a profesores de instituto y a padres de alumnos se han hecho en 130 centros concertados, 108 públicos y 25 privados de veintidós municipios y dieciséis distritos de la capital, «con especial atención en zonas tensionadas».

MÁS RECURSOS HUMANOS Y MENOS SEÑALAMIENTO

Para Comisiones Obreras (CCOO), las bandas son «un problema de la sociedad madrileña, no un problema específico de los centros educativos», por lo que hacer «un señalamiento de centros concretos puede ser estigmatizante. La entidad que ha impulsado el estudio debe corregir el señalamiento por el daño que causa a los centros educativos».

Desde CCOO quieren «dar tranquilidad a la opinión pública madrileña porque los equipos docentes, el personal educativo, los equipos directivos están trabajando extraordinariamente para poner en marcha los planes de convivencia», y lo hacen «sin recursos suficientes y sin apoyo de la Consejeria de Educación».

Hay que «apoyar a los centros que están en zonas de difícil desempeño» con más equipos de orientación en Primaria, un segundo orientador por centro y un Profesor Técnico de Servicios a la Comunidad (PTSC) para ejercer de coordinador de Bienestar, según la secretaria de CCOO Madrid Isabel Galvín.

Para ANPE, la convivencia en los centros es «una de las principales preocupaciones del profesorado, sobre todo en secundaria. Por ello, los departamentos de orientación, y a través de las tutorías, programan actividades, charlas, dinámicas de grupos», según su presidente, Andrés Cebrián, que ve «fundamental la activación de protocolos de actuación en los centros ante problemas de convivencia».

«Solicitamos a la administración un aumento de recursos para la atención a la diversidad, más orientadores, más PTSC y la colaboración de la policía impartiendo charlas o vigilando las entradas y salidas, ya que muchas de estas problemáticas se producen fuera del centro educativo», añade.

Según CSIF, los docentes madrileños, por las ratios elevadas que hay, «tienen dificultad para atender todas las casuísticas y las circunstancias de sus alumnos», por lo que los centros públicos y concertados son «un caldo de cultivo para este tipo de bandas».

Este sindicato defiende «la educación compensatoria y el gran trabajo que hacen los centros para integrar a los colectivos de inmigración llegan cada día», según Miguel Ángel González. «Pocos incidentes pasan en un centro para lo que hay obviamente fuera del centro por las tardes».

González apunta que «hay muchos sitios en la región, principalmente fuera de la capital, donde no existe este problema», por lo que «excesivos» los datos que da el estudio.

Recalca, además, que «cuando alguien se tiene que integrar en una banda latina es porque la integración real en la sociedad fuera del centro educativo ha fracasado».

Según UGT, la actividad de las bandas se desarrolla «fuera de los centros educativos y de sus espacios, por lo que los centros no se han visto afectados» en su labor, según su secretaria Teresa Jusdado.

También ve «inadecuado que se haga y publicite el nombre de centros en que se ha detectado la existencia de miembros de bandas latinas, por cuanto perjudica a dichos centros», y apunta que este fenómeno lleva más de veinte años «sin que el Gobierno regional haya realizado actuaciones eficaces para acabar con él».

RETIRADA DE LA LISTA

El estudio ha sido difundido «con titulares alarmistas y, desde nuestro punto de vista, completamente alejados de la realidad que lo único que consiguen es generar una importante alarma social en cuanto a la convivencia y seguridad en esos Centro Educativos y su entorno social», dice la FAPA.

Los datos ofrecidos «a nivel de zona y menos en Centros con solo una encuesta, no se pueden tomar como un dato estadístico fiable», según la FAPA, para quien «no existen criterios claros y objetivos para incluir a estos colegios en un listado» en base a una sola respuesta de un padre.

La FAPA «conmina de forma inmediata eliminen el listado de Centros del informe indicado, reservándonos en caso contrario las acciones judiciales oportunas». EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí