El PSOE y el PP se reprochan la ruptura del diálogo sobre el CGPJ

0
46
Alberto Núñez Feijóo, ex presidente de la Xunta de Galicia y líder del PP nacional.

Madrid (EFE).- Una vez consumada la ruptura de las conversaciones entre el PSOE y el PP para renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) las dos fuerzas políticas se afanan en culparse mutuamente de una suspensión que puede ir más allá y congelar sus relaciones hasta las próximas elecciones generales.

El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, cuyo partido paró en seco el diálogo -cuando parecía que el acuerdo estaba más cerca que nunca- a cuenta de la intención del Gobierno de modificar el delito de sedición, ha vuelto a exigir al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que opte entre populares o independentistas.

Feijóo quiere pactos pero «con otro PSOE»

Desde Vitoria, ha alejado incluso la posibilidad de alcanzar más pactos con el PSOE, al menos mientras esté encabezado por Sánchez.

«Sé que los ciudadanos añoran acuerdos y pactos de Estado. Yo también. Y estoy seguro de que llegarán con este PP y con otro PSOE», ha manifestado Feijóo, quien ayer conversó con la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, y con el andaluz Juanma Moreno, entre otros barones del partido, antes de dar por suspendido el diálogo.

Hoy ha insistido en pedir a Sánchez acuerdos «sobre todo, no sobre una parte» porque, ha argumentado, «negociar con los constitucionalistas por la mañana y pactar lo contrario por la tarde con independentistas, entiendo que un presidente del Gobierno no puede abarcar las dos cosas, tienen que decidir».

Juanma Moreno, tras confirmar que ayer habló con Feijóo y negar tajantemente que el presidente del PP haya recibido «presiones internas» para tomar su decisión, ha echado toda la culpa a Sánchez, al que ha calificado de «desleal» e «irresponsable».

Le ha acusado de introducir la «variable» de la reforma del delito de sedición en el Código Penal para «reventar» una negociación que, ha admitido, «estaba prácticamente finalizada».

Y ha explicado que modificar este tipo legal supondría que el expresidente catalán Carles Puigdemont pudiera «volver de rositas a su casa» por lo que considera la reforma «un pago y una hipoteca más que tiene con los independentistas y con ERC».

Bolaños dice que el pacto «estaba hecho»

Desde la parte socialista, la respuesta ya fue marcada anoche por el propio Pedro Sánchez, quien en una escala de su viaje de regreso a Madrid tras su gira africana acusó a Feijóo de no haber resistido las presiones para no renovar el CGPJ pese a haber cerrado ya el acuerdo e incluso acordar con él anunciarlo el próximo miércoles.

«A Feijóo le han temblado las piernas, no es autónomo», subrayó en una conversación informal con periodistas.

En la misma línea se han pronunciado este viernes varios ministros, como el titular de Presidencia, Félix Bolaños, que le ha acusado de ceder ante la «derecha más extrema» y de perder «todo su crédito» e iniciar lo que ha definido como su «declive» político.

Bolaños, miembro del equipo negociador, ha recalcado que el pacto «estaba hecho» y ha aludido a las «largas» que estaban dando los populares hasta que «rompieron unilateralmente la negociación».

Y respecto al principal motivo aducido por el PP para suspender las conversaciones, es decir, la reformar del delito de sedición, ha aseverado que el Ejecutivo ha dicho lo mismo «en público que en privado» sin que haya habido novedades al respecto.

Ha recordado que se trata de adecuar la legislación española a la europea «cuando haya una mayoría parlamentaria» y ha hecho hincapié en que el propio Partido Popular había dicho públicamente que desvinculaba la negociación del CGPJ de cualquier otra reforma legal.

Sin embargo, ha aseverado, luego ha cambiado de opinión «porque le doblan el pulso los que mandan en el PP», es decir, «las fuerzas más extremistas de la derecha».

Fuentes socialistas ponen nombre y apellidos a estos supuestos culpables de la ruptura y responsabilizan a Isabel Díaz Ayuso de «tumbar» no solo la negociación del CGPJ, sino al propio Feijóo.

También apunta a Ayuso el portavoz parlamentario del PSOE, Patxi López, quien considera que el presidente del PP carece de «valor» para «tomar sus propias decisiones» al estar manejado por la presidenta madrileña, los «jueces ultras» y «la caverna mediática».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí