Colegio de Médicos busca propuestas «no políticas» para urgencias de Primaria

0
62
Edificio del Icomem, en la madrileña calle de Santa Isabel.

Madrid, 5 nov (EFE).- El presidente del Colegio de Médicos de Madrid, Manuel Martínez-Selles, ha asegurado que los grupos de trabajo creados en este organismo ante la reestructuración de las urgencias en la Atención Primaria están buscando propuestas «con criterios exclusivamente profesionales y no políticos» para resolver la situación generada por estos cambios.

En un audio remitido a Efe, Martínez-Selles se ha mostrado «muy sorprendido» por la dimisión de dos de los 73 vocales de la mesa de Atención Primaria y ha agradecido que los otros 71 «sigan trabajando en el problema importante que ha surgido» con la reestructuración de las urgencias en la Comunidad.

Se refería Martínez-Selles a la dimisión de las dos vocales Aránzazu Luaces Gayan y Paloma Baltuille Martín, ambas doctoras, que han comunicado su abandono como miembros de la mesa de Atención Primaria del Colegio de Médicos de Madrid.

Han dimitido al entender que «tras las últimas elecciones la Junta Directiva no ha respaldado ni respalda nuestro asesoramiento como representantes electos de las Direcciones Asistenciales» ante los «graves problemas surgidos en estos dos últimos años y ante la gravedad de lo acontecido con el plan de reordenación de la urgencia extra hospitalaria».

«Por lo tanto consideramos que la mesa de Atención Primaria no es operativa», sostienen las dos vocales, que afirman que los miembros de la Dirección Asistencial Norte -a los que ellas representan- «no entienden la impasibilidad y falta de apoyo de la Junta Directiva» y «la falta de visibilidad a la opinión pública de esta Mesa».

En este sentido, ambas aseguran no querer ser «partícipes de esta situación ni un minuto más» y por ello presentan su dimisión «irrevocable» como vocales de la Mesa.

Desde el Colegio de Médicos de Madrid han subrayado que las dos doctoras que han dimitido «no estaban en ningún grupo de trabajo dentro de la mesa, no aparecen por las mesas ni han comentado absolutamente nada antes de tomar esa decisión», y han asegurado que en juntas anteriores «habían tomado la misma actitud dimitiendo en otras ocasiones».

De hecho, uno de los vocales de esta mesa cree que ambas mantienen una actitud «muy poco dialogante» cuando la situación actual precisamente requiere «más unión entre nosotros».

«Tanto la Junta Directiva como la vocalidad de Atención Primaria estamos trabajando junto con las sociedades científicas, las organizaciones sindicales y plataforma de afectados para dar nuestras recomendaciones y opiniones», asegura, y lo harán en una rueda de prensa conjunta prevista para este próximo jueves, 10 de noviembre.

En la mesa de Atención Primaria -formada por más de setenta médicos de Atención Primaria de los ámbitos público y privado y facultativos de emergencias o Samur- hay ocho grupos de trabajo cuyos miembros participan activamente, «pero estas dos representantes no se encontraban en ninguno de ellos».

Según asegura Martínez-Selles, el Colegio de Médicos se ha mostrado «muy preocupado» con la situación creada tras la reestructuración de las urgencias en Atención Primaria, y por ello creó un grupo de trabajo «donde están todas las sociedades científicas implicadas, asociaciones profesionales o sindicatos», con la intención de tener una voz única basada en criterios «profesionales» y no políticos, criterios «asistenciales o geográficos», a la hora de dar recomendaciones para resolver la situación.

La apertura el pasado 27 de octubre de ochenta Puntos de Atención Continuada (PAC) o Centros sanitarios 24 horas, que engloban a las antiguas Urgencias de Atención Primaria (SUAP), que llevaban dos años y medio cerradas, y los Servicios de Atención Rural (SAR), ha suscitado las protestas de los profesionales afectados porque se hace sin nuevas contrataciones.

En el arranque de los PAC, faltó personal en 71 centros, de los que quince permanecieron cerrados el sábado, una situación que motivó la agresión a una médica y un enfermero en el centro de Guadarrama, mientras que el miércoles faltaban médicos en quince centros, según datos recabados por la plataforma de trabajadores del SAR y Suap.

Una huelga está convocada desde este viernes hasta mañana domingo -con servicios mínimos del 100 %- en el Summa 112 y en los centros 24 horas por los sindicatos SummAT y Mats, que aseguran que la Consejería está sometiendo a «acoso telefónico» a los profesionales para cubrir los puestos, por lo que ya han registrado otra convocatoria de huelga los días 11, 12 y 13 de noviembre con el apoyo de CSIF, Afem y AME.

El próximo lunes, día 7, arranca una huelga indefinida en las urgencias de Primaria convocada por el sindicato de médicos Amyts, mientras que en las urgencias del hospital Infanta Sofía, de San Sebastián de los Reyes, hay huelga indefinida desde el 28 de octubre, también con mínimos del 100 %, en protesta por la sobrecarga asistencial.

Toda esta situación se ha cobrado varias dimisiones, la primera de ellas la de la gerente de Atención Primaria, Sonia Martínez, anunciada el 20 de octubre por «razones personales», a la que siguió este jueves la gerenta asistencial adjunta, Nuria Fernández, y ayer viernes los miembros de la Dirección Asistencial del Sureste en bloque, por considerar el plan «inviable» y porque la Consejería «no escuchó sus propuestas».

El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha negado este viernes la «dimisión en bloque» en la Dirección Asistencial de Atención Primaria del Sureste, hablando en cambio de «reajustes» en el equipo que forman parte «de la vida diaria de la Consejería».

Mientras, un acuerdo firmado en la Mesa sectorial de Sanidad por cuatro sindicatos -Satse, CCOO, CSIT-UP y UGT-, del que se descolgó Amyts, el pasado 26 de octubre había permitido parar una huelga convocada coincidiendo con la apertura de los ochenta PAC.

Sin embargo, tras el «caos» por la falta de personal en los nuevos centros, los cuatro sindicatos firmantes anunciaron este viernes que «rompen el acuerdo» ante «los incumplimientos de la Consejería de Sanidad» y por el «maltrato y la humillación que están sufriendo los profesionales». EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí