Arranca el juicio por la muerte, por unas pintadas, de un vecino de Velilla

0
87

Madrid, 7 nov (EFE).- Un jurado popular juzga a partir de este lunes al hombre que presuntamente causó la muerte a un vecino de Velilla de San Antonio, al que pegó porque había hecho unas pintadas en su portal, en un proceso por el que la Fiscalía pide para él doce años de cárcel.

La Sección 15 de la Audiencia Provincial de Madrid celebra a partir de hoy y durante siete sesiones el juicio por la muerte de Iván Vaquero, en el que la Fiscalía pide para el procesado, Alberto J.C., doce años de cárcel por homicidio y que indemnice a la familia de la víctima con 190.000 euros.

Este lunes se prevé que se conforme el jurado popular y que declare el acusado, Alberto J.C., tras lo que en la sesiones siguientes comparecerán una decena de testigos, se conocerán los testimonios de diez menores y se escuchará como peritos a numerosos investigadores, médicos y a una detective privada.

De cara al juicio la Fiscalía considera probado que Alberto J.C. fue el día 13 de noviembre de 2020 hacia las 22:45 horas hasta la calle de Velilla donde estaba Iván Vaquero, y antes de que éste abandonara el lugar «cogió carrerilla y, con intención de acabar con su vida, le lanzó una fuerte patada que le impactó en la zona del costado, y acto seguido la emprendió a golpes con patadas y puñetazos fuertes contra él, principalmente dirigidos a la cabeza«.

Además le inmovilizó «con el propósito de acabar con su vida, hasta que Iván, que tenía 40 años, cayó al suelo desvanecido, semiinconsciente», causándole un traumatismo craneal por el que murió un día y medio después.

La madre y la hermana de Iván, que ejercen la acusación particular, solicitan para el acusado 25 años de prisión por un delito de asesinato -al considerar que lo mató con premeditación- y una indemnización de 200.000 euros para ambas.

Esta acusación argumenta que la agresión pudo deberse a unas pintadas que habría realizado la víctima en el portal del acusado, tras haber hecho previamente otras pintadas en las que expresaba su amor por su expareja. Por ese motivo unos menores comenzaron a discutir con Iván.

Detalla que Alberto J.C. llegó con su pareja a su portal y, tras preguntar a los congregados si Iván era el autor de las pintadas, le atacó sorpresivamente y sin opción de defensa.

El procesado explicó a la jueza cuando declaró en el juzgado que no quería matar a la víctima, aunque sí le pegó, propinándole una patada y dos puñetazos, y que después el herido resbaló y se golpeó la cabeza contra un coche.

Al ver al otro hombre malherido huyó asustado, no se entregó por miedo a ir a la cárcel, y mantuvo ante la Guardia Civil que aquella tarde había estado jugando al pádel, hasta que le detuvieron. EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí