Los médicos madrileños creen que el abuso de su vocación se da en todo el país

0
126

Madrid, 17 nov (EFE).- La secretaria general del sindicato médico Amyts, Ángela Hernández, ha dicho este jueves que la situación de la Atención Primaria es semejante en todo el país desde el punto de vista de que «en todas partes se está abusando de la vocación y del buen hacer de los médicos», que es la categoría profesional sanitaria que falta en España.

Así lo ha expresado al ser preguntada por el contagio de las movilizaciones en defensa de la sanidad pública de Madrid a otras regiones, tras la multitudinaria manifestación del pasado domingo 13 de noviembre contra el plan de desmantelamiento de la Atención Primaria por el Gobierno madrileño.

Hernández ha explicado que en la Comunidad de Madrid y en España faltan médicos porque hay un éxodo de profesionales a otras regiones y países debido a que tanto en Madrid como en otras autonomías «no les ofrecen las condiciones para poder ejercer correctamente su trabajo».

«Un especialista en Medicina Familiar y Comunitaria que tiene que ver 50, sesenta o setenta pacientes cada día, todos los días de la semana y todas las semanas del año es un profesional que solamente puede terminar quebrándose y cuando se quiebran se van a ejercer en la sanidad privada, se van a otra comunidad o incluso tenemos gente que ha dejado la profesión», ha subrayado la secretaria general de Amyts.

«Hemos llegado a un punto muy peligroso para la asistencia de todos. Esto no lo defendemos solo como médicos, sino también como pacientes», ha resaltado Hernández.

El sindicato Amyts ha llamado a la huelga indefinida a 4.240 médicos de Familia y 720 pediatras en los centros de salud de la Comunidad de Madrid a partir de las 08:00 horas del próximo lunes 21 de noviembre ante «la sobrecarga de trabajo, las agendas infinitas y la falta de tiempo para atender a los pacientes».

Desde el pasado 7 de noviembre, Amyts ha convocado una huelga indefinida entre doscientos médicos de los centros de urgencias extrahospitalarias de Atención Primaria en la región madrileña por el «caos» que supuso la apertura de estos dispositivos con un nuevo modelo a finales de octubre.

Entregan cerca de 40.000 firmas para «salvar» las urgencias de Primaria

Los sindicatos Satse Madrid, CCOO, Amyts, CSIT-UP y UGT han presentado este jueves cerca de 40.000 firmas en el Registro de la Comunidad de Madrid recogidas en apenas cuatro semanas contra «la apertura atropellada» de los ochenta centros sanitarios 24 horas y para «salvar» las urgencias extrahospitalarias de Atención Primaria.

Por ello, exigen al Gobierno regional que recupere el funcionamiento de los cuarenta Servicios de Atención Rural (SAR) como estaban antes del 27 de octubre y la reapertura de los 38 Servicios de Urgencias de Atención Primaria (SUAP) «con el número óptimo de profesionales por categoría y en las condiciones adecuadas que garanticen la calidad y seguridad de la asistencia» de la población de la Comunidad de Madrid.

En el texto que acompaña las firmas, que ha leído ante los medios un enfermero del Summa 112, Antonio Navarro (de Satse), los cinco sindicatos de la Mesa Sectorial de Sanidad señalan que desde el inicio de este «macabro» proyecto de la Consejería de Sanidad sobre el modelo asistencial de la urgencia extrahospitalaria, ya advirtieron de «la imprudencia y la inviabilidad» de su puesta en marcha.

Según los sindicatos, la falta de personal en estos dispositivos hace «inviable» la correcta respuesta a la demanda asistencial existente en los ochenta centros sanitarios 24 horas, cuya plantilla está integrada por doscientos médicos, 270 enfermeras y doscientos celadores, tras las renuncias presentadas en estos puestos.

«Las condiciones de trabajo, la sobrecarga asistencial y la infradotación de puestos y plazas conllevan un incremento de la probabilidad de incidencias, un aumento de la posibilidad de error y un mayor riesgo para el paciente, con las posibles consecuencias de responsabilidad del profesional, además de la carga emocional que un daño provocado en el ejercicio de su profesión pudiera suponer», resaltan.

Hasta el 27 de octubre, afirman los sindicatos, los cuarenta Servicios de Atención Rural (SAR) daban un servicio de urgencia y atención no demorable «con absoluta normalidad en las zonas rurales», pero desde entonces la mayoría de los cuarenta SAR y los 38 SUAP presentan incidencias a diario.

En el texto, explican que hay «centros sin médico, sin enfermería o sin celador, cuyos profesionales son trasladados a otros dispositivos, una vez iniciada su jornada laboral, para asegurar que los centros abiertos lo hagan con todas las categorías profesionales necesarias», pero, a pesar de ello, cada día, más del 50% de estos puntos asistenciales no abren o no cuentan con todos los profesionales necesarios para la asistencia sanitaria.

El 27 de octubre, se informó a los profesionales de los Servicios de Atención Rural (SAR) de su nueva ubicación, cambio de horario laboral y nueva plantilla de trabajo con escasas horas de antelación y sin opción a adaptar su vida personal, familiar y laboral a las nuevas condiciones, recuerdan los sindicatos.

La situación «empeoró» el 6 de noviembre, añaden, cuando la Gerencia de Atención Primaria volvió a modificar horarios, jornada y emplazamiento laboral a estos profesionales porque la Consejería determinó que 34 dispositivos contarían con interconsulta por videollamada sin presencia física del médico y que con motivo de la huelga en estos centros no se proporcionaría planificación de la jornada laboral a los médicos de los Puntos de Atención Continuada y que deberían cubrir los sábados y festivos que previamente se ofertaban como jornada complementaria voluntaria a toda la Atención Primaria.

Ayuso: no gobiernan las manifestaciones,gobierna la democracia representativa

 La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha señalado este jueves que «no gobiernan las manifestaciones, las manifestaciones van a peso, aquí gobierna la democracia representativa», en alusión a la protesta multitudinaria del pasado domingo por la sanidad pública.

En la sesión de control del pleno de la Asamblea de Madrid, Díaz Ayuso ha respondido así a la líder de Más Madrid, Mónica García, a quien ha recordado que la democracia representativa le ha dado a su grupo unos escaños y a su gobierno «otros muy distintos».

«Manifestaciones sí, boicots no, y la sanidad pública es de todos», le ha reprochado Ayuso a García, a quien ha acusado de ser una «agitadora de las calles» y de llamar al «boicot».

Ha insistido la presidenta que Madrid tiene los mejores hospitales del país y un sistema sanitario “de primera” y ha asegurado que “nunca ha habido tantos sanitarios trabajando en la Comunidad de Madrid” ni tanto presupuesto destinado a la sanidad pública.

Ha reconocido que faltan médicos en la Atención Primaria pero ha reiterado que este es un problema nacional, y ha acusado a la izquierda de estar siempre “con la democracia popular que vive de tensionar la calle aunque sea a costa de arruinarlo todo”.

A su juicio, la izquierda lo hace siempre de la “misma manera a los dos lados del atlántico: intentar arrebatar democracias liberales a través de la tensión en la calle».

“Ya lo decía Pablo Iglesias en la manifestación del otro día: esto va más allá de la sanidad”, ha parafraseado al exlíder de Unidas Podemos.

La portavoz de Más Madrid le ha dicho a Ayuso que su «mayor enemiga es su propia soberbia» y que decir que la manifestación del domingo es una «conspiración de activistas» es una huida hacia delante, así como decir que no era de sanitarios.

«Abandone la soberbia, rectifique y deje de mentir. Porque si no dimite al consejero (de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero) por su chapuza, debería dimitir usted y si no pregúntele a (el consejero de Economía, Hacienda y Empleo) Javier Fernández-Lasquetty (que dimitió en 2014 tras una sentencia contra la externalización de la sanidad madrileña).

Desde la bancada socialista, el portavoz Juan Lobato ha espetado al Ejecutivo regional que “no hacer ni caso” a las advertencias sobre las consecuencias que iba a tener sus decisiones sobre sanidad y le ha inquirido a aceptar el “plan de rescate” presentado por el PSOE para conseguir una “alternativa” sanitaria con la «misma ambición» del expresidente Felipe González, para devolver la «calidad».

La portavoz adjunta de Unidas Podemos, Alejandra Jacinto, ha dicho que no hay “ocurrencia” de Ayuso ni “barbaridad” que pueda tapar el caos en la sanidad pública madrileña, y le ha espetado que “Madrid no tiene mar, pero tiene mareas”, en alusión a la marea blanca sanitaria.

“Quien no se ocupa de los niños en las escuelas, los mayores en las residencias, de los pacientes y los enfermos, es una política sin alma por no decir una política desalmada.

La portavoz de Vox, Rocío Monasterio, también ha apoyado «las justas» reivindicaciones de los médicos pero no «la manipulación de la izquierda sectaria que «se atreve a atacar a la sanidad privada y luego va a los hospitales privados» o a la educación privada «y luego lleva a sus hijos a colegios privados».

«Esta izquierda que se atreve a hablar de feminismo y mujeres y las deja tiradas sacando a los violadores a la calle», ha dicho Monasterio en alusión a la ley de solo sí es sí. EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí