Kiev amanece sin apenas electricidad y con suministro parcial de agua potable

0
21
El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski. Fuente Twitter

Madrid (EFE).- La ciudad de Kiev amaneció sin electricidad en el 70 por ciento de los hogares y con un suministro parcial de agua potable, tras los bombardeos lanzados este miércoles por el Ejército ruso, que dañaron gravemente algunas de sus infraestructuras.

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, ya aseguró a última hora del miércoles que la situación eléctrica de Kiev y otras ciudades ucranianas es «muy difícil» tras el nuevo ataque masivo con misiles cometido esta jornada por Rusia.

«Se ha restablecido el suministro de agua en el margen izquierdo del río Dniéper (que atraviesa la ciudad) y parcialmente en el margen derecho. En esta mañana del 24 de noviembre, el 70 por ciento de los hogares de Kiev no tienen electricidad», aseguró este jueves Vitali Klychko, alcalde de la capital en su cuenta de Telegram.

El rio Dniéper parte en dos la capital ucraniana que, antes de que se iniciara la invasión rusa, el pasado 24 de febrero, contaba con casi tres millones de habitantes.

Muchos de los residentes del margen derecho del río Dnieper en Kiev, según indican las agencias ucranianas, se quejan de que, a pesar de contar ya con servicios de electricidad y agua, no disponen de calefacción para combatir las bajas temperaturas que afronta la ciudad.

También se están registrando problemas en las comunicaciones telefónicas, según las fuentes.

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, aseguró anoche que la situación eléctrica de Kiev y otras ciudades ucranianas es «muy difícil» tras el nuevo ataque masivo con misiles llevado a cabo este miércoles por Rusia.

Zelenski: La situación eléctrica de Kiev y otras ciudades es «muy difícil»

«Los ocupantes hacen todo lo posible para que la gente sufra, para que ni siquiera podamos escucharnos y vernos», ha subrayado Zelenski en su discurso nocturno, tras intervenir por videoconferencia en una reunión de urgencia del Consejo de Seguridad de la ONU convocada tras los ataques.

En ella el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, pidió a sus aliados que le faciliten más defensas aéreas y contra misiles en respuesta a los últimos ataques de Rusia, a la que acusó de tratar de destruir las infraestructuras energéticas del país para hacer sufrir a millones de personas durante el invierno.

Sobre Kiev, Zelenski ha explicado que se encuentra en «una situación muy difícil» y los trabajos de reparación del suministro «continuará durante toda la noche» y se esperan resultados el jueves por la mañana.

La región de Chernígov también sufre «una situación difícil» y en Cherkasy toda la infraestructura crítica está funcionando y se hace «todo lo posible» para devolver la energía a los consumidores domésticos, ha explicado.

En Odesa el suministro de agua está conectado por completo, pero el consumo doméstico de electricidad está al 10 %, mientras que en Volinia decenas de miles de consumidores están conectados y se trabaja en el resto.
En Ternópil se va conectando «distrito por distrito».

Según Zelenski, la región de Leópolis estaba «completamente apagada», pero a última hora del miércoles el 90 % estaba conectada.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí