Marlaska reafirma en el Congreso que no hubo muertos en suelo español en Melilla

0
72
Fernando Grande-Marlaska, ministro del Interior.

Madrid, 30 nov (EFE).- El ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha vuelto a defender la actuación «proporcionada» de la Guardia Civil en la valla de Melilla el pasado 24 de junio cuando al menos murieron 23 migrantes, y ha reafirmado una vez más que no hubo que «lamentar ninguna pérdida de vida humana en territorio nacional».

«Lo dije y lo reitero: estamos hablando de unos hechos trágicos que suceden fuera de nuestro país», ha aseverado Marlaska en su segunda comparecencia en el pleno del Congreso y horas después de una investigación de la ONG Lighthouse Reports publicada por un consorcio internacional de periódicos, entre ellos El País, que sostiene que alguna muerte se produjo en suelo español.

Una afirmación alineada con los argumentos mantenidos por los socios de Gobierno, de investidura y de la oposición que, tras visionar la semana pasada las imágenes de la tragedia, señalaron que la avalancha llegó a alcanzar la parte española, que agentes marroquíes actuaron en territorio español y que no hubo una atención sanitaria adecuada.

Tras afear la «decepcionante actitud» de los diputados de la comisión de Interior por visionar «ni un tercio» de las imágenes disponibles, Marlaska ha subrayado que «se ha constatado de forma evidente que la tragedia sucedió principalmente en otro país», tal y como han constatado las fuerzas de seguridad marroquíes y españolas.

Califica de «irresponsabilidad» decir que no se atendió a los migrantes

En este sentido, ha pedido responsabilidad a todos los grupos al considerar que se ha intentado «redefinir el Derecho Internacional y el ejercicio de la soberanía por parte de los Estados retorciendo argumentos catastrales propios de la definición de las lindes entre particulares o buscando incansablemente cualquier posibilidad de determinar que el hecho había acontecido en territorio español».

También considera una «irresponsabilidad» afirmar que no se atendió a los migrantes que lo necesitaron y ha detallado que había «equipos de atención sanitaria obviamente protegidos» ante el «asalto violento», y ha detallado que once migrantes fueron trasladados al hospital de Melilla.

Durante su comparecencia, interrumpida en varias ocasiones por los aplausos de la bancada socialista, el ministro ha reprochado a quienes pretenden justificar «el violentar una infraestructura fronteriza» para solicitar protección internacional, pues la ley de Asilo define claramente los espacios para hacerlo.

«España, no tengan ninguna duda, es un país de acogida para cualquier solicitante de asilo que llame a sus puertas pero no puede permitir que nadie intente derribarlas a patadas», ha dejado claro el ministro antes de volver a lamentar las muertes y reiterar que el asalto protagonizado por unos 1.700 migrantes organizados fue un intento de «agresión sobre la frontera española intolerable y violento».

Marlaska pide una rectificación al PP

Especialmente duro se ha mostrado con «la deriva del PP», al que acusa de haber sembrado «dudas» sobre la actuación de la Guardia Civil en Melilla, por lo que ha instado a una «rectificación» sobre esas «insidias».

Entre ellas, se ha referido a las declaraciones de su vicesecretario Esteban González-Pons que este martes ha asegurado que hubo heridos y muertos en territorio español que no fueron atendidos y «fueron empujados al otro lado de la frontera».

Para Marlaska, que ha recibido abucheos de los populares, el PP está acusando a la Guardia Civil de cometer «varios delitos de una extraordinaria gravedad», por lo que ha ordenado que su departamento se haga cargo de la defensa de cualquier agente que pueda ser denunciado.

«Hemos visto a una oposición que se dice de Estado y que lo ha demostrado una vez más a lo largo de su corta historia es que le importan bien poco nuestras instituciones con tal de obtener réditos políticos», ha arremetido. Y ha apostillado: «No se puede utilizar a la Guardia Civil para intentar menoscabar al ministro del Interior ni a este Gobierno».

Todos excepto el PSOE cercan las «mentiras» de Marlaska: Hubo muertos en Melilla

Todos los grupos parlamentarios excepto el PSOE han rechazado este miércoles las explicaciones del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, al que han acusado de mentir y enrocarse en defender que en la tragedia de Melilla del pasado 24 de junio no hubo muertes en suelo español.

Unas mentiras por las que PP, Vox y ERC han pedido su dimisión y EH Bildu y la CUP han reclamado que todos las fuerzas apoyen una comisión de investigación para que se confronte con «transparencia real» lo que realmente sucedió.

Así, la palabra «mentira» ha sido la más repetida por todos los portavoces, aunque la más dura ha sido la popular Ana Vázquez. «No siga envuelto en la mentira y váyase», ha instado antes de lanzar gruesos descalificativos al ministro, al que acusado de «cobarde» y de acudir al Congreso «arrastrado por la sociedad, los medios de comunicación y de quienes defienden la verdad»

«Su actuación es miserable», ha enfatizado Vázquez, que ha ido rebatiendo afirmaciones que el ministro ha hecho este miércoles y el pasado septiembre, entre ellas que Marruecos alertó de la avalancha horas antes o de que no se produjeran hechos relevantes aquel día en suelo español, tal y como ha querido demostrar exhibiendo varias fotografías.

No ha sido tan rotundo, el portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, que se ha mostrado «muy decepcionado» al término de la primera intervención de Marlaska, aunque no ha pedido su dimisión y sí que dé explicaciones sobre lo ocurrido.
Unidas Podemos no ha pedido la dimisión del ministro, si bien el diputado Enrique Santiago ha señalado que «queda claro» que al menos hubo un migrante fallecido en suelo español.

En sintonía con Unidas Podemos también se han situado PNV y EH Bildu, cuyos portavoces han recriminado a Marlaska que se haya enrocado en sus mismas explicaciones cuando es «palmario», ha dicho Mikel Legarda (PNV), que existen vídeos de la avalancha que demuestran que hubo muertos en la parte española.

«Algo no cuadra porque parece que todos se equivocan menos usted», ha dicho Jon Iñarritu (EH Bildu) quien, al igual que Legarda, ha afeado al ministro sus críticas a los diputados por visionar «apenas un tercio» de las imágenes.

Desde Vox, el diputado Javier Ortega-Smith ha pedido la dimisión de Marlaska por haber abandonado a los agentes de la Guardia Civil en Melilla.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí