El sindicato Amyts no está satisfecho con las medidas sanitarias anunciadas por Ayuso

0
53
Isabel Díaz Ayuso. Fuente: Comunidad de Madrid.

Madrid, 30 nov (EFE).- La secretaria general del sindicato Amyts, Ángela Hernández, considera «un batiburrillo» las medidas anunciadas por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, para mejorar la Atención Primaria.

Entre ellas, la reducción de la eventualidad entre los médicos de la región, la adjudicación de mil plazas de médicos de Familia y pediatras en el mes de diciembre, un nuevo sistema tecnológico para la gestión de las agendas y mejoras retributivas para los profesionales.

En opinión de Hernández, los anuncios de Ayuso parecen «una contraprogramación» a la manifestación de este miércoles en las calles de Madrid de los médicos de Familia y los pediatras de los centros de salud de la región y que ha calificado de «histórica» para reivindicar una Atención Primaria de calidad para sus pacientes.

«Haría mejor en sentarse a escuchar a los médicos de Familia y a los pediatras de la Comunidad de Madrid, que le podrían dar buenas soluciones y no esta mezcolanza que parece que ha presentado con cosas que vienen de los incumplimientos del plan Ayuso I, de septiembre de 2020 de Primaria, y del Ayuso II, que no apoyó ningún sindicato de la Mesa Sectorial de Sanidad y que crea agendas, pero que luego llegan todas al mismo embudo de atención de los médicos de Familia y pediatras», ha planteado la secretaria general de Amyts.

Además, la presidenta ha dicho que va a terminar con la precariedad, cuando, según Hernández, «eso es algo que viene impuesto desde Europa y que afecta a toda la Administración española y, por supuesto, también a la sanidad madrileña que es una de las que la tiene más altas».

Tras indicar Ayuso que habrá 1.000 plazas fijas de facultativos en el mes de diciembre, la representante de Amyts ha recordado que «los médicos de Familia y los pediatras se examinaron el 17 de noviembre de 2019 y, a fecha de ahora, tres años y unos días después, aún no hay ninguno fijo».

Asimismo, ha dado la «bienvenida» a la oferta de contratos de tres años a los residentes que terminan su formación en la Comunidad de Madrid, aunque ha apuntado que le gustaría saber «qué tipo de plazas van a ofertar porque si siguen siendo las de área, en las que van a tener que estar haciendo suplencias o saltando de una plaza a otra, van a seguir eligiendo los contratos de mayor estabilidad, donde pueden hacer auténtica Medicina de Familia, de Castilla-La Mancha, de Castilla y León o de otros países».

En cuanto al incentivo del turno de tarde en plazas de difícil cobertura, ha señalado que «esto viene de un incumplimiento del 2006 que se refrendó en 2007, que si se hubiera cumplido, estaríamos en una situación aún mejor».

«Nos parece un batiburrillo para salir del paso y para no afrontar de verdad medidas reales y escuchar a los médicos de Familia y pediatras de la Atención Primaria madrileña», ha estimado.

Hernández ha instado al Gobierno de la Comunidad de Madrid a llamar al comité de huelga para especificar cuáles son las medidas y ver a qué acuerdos se puede llegar para salir de «la difícil situación» en la que se encuentra la sanidad madrileña con una huelga indefinida de médicos de Familia y pediatras de Atención Primaria.

El sindicato Amyts promueve desde el lunes 21 de noviembre una huelga indefinida, a la que están llamados a participar 4.240 médicos de Familia y 720 pediatras de los 430 centros de salud de la región, para protestar por «la sobrecarga de trabajo, las agendas infinitas y la falta de tiempo para atender a los pacientes».

Amyts sostiene que el seguimiento del paro que este miércoles -que es la octava jornada de huelga, sin contar el fin de semana, cuando los centros de salud permanecen cerrados- sigue siendo «amplio», mientras que la Consejería de Sanidad lo ha cifrado en el 23,51 % en el turno de mañana.

UGT: LOS AVANCES NO SON DE AYUSO

Por su parte, desde el sindicato UGT coinciden con la visión de Amyts y recalcan que «los avances se están haciendo, pero no por parte» de la Comunidad de Madrid, sino «por imposición europea» o en cumplimiento de «leyes estatales».

En este sentido, el secretario de Sanidad de UGT Madrid, Julián Ordóñez, ha declarado a EFE que lo anunciado por Ayuso no es sino «una recopilación de las cosas que vienen acordándose desde hace meses», como la erradicación de la eventualidad y la resolución de todos los concursos y ofertas de empleo público que están pendientes.

Más de 1.200 médicos marchan en Madrid para lanzar un SOS por la Primaria promovida por el sindicato Amyts

Más de 1.200 médicos con sus batas blancas han marchado este miércoles por el centro de Madrid para lanzar un SOS por la Atención Primaria, en la octava jornada de huelga indefinida de facultativos de los centros de salud de la región, promovida por el sindicato Amyts, que espera una llamada del Gobierno de la Comunidad de Madrid para resolver el conflicto.

El sindicato sostiene que el seguimiento del paro que este miércoles sigue siendo «amplio», mientras que la Consejería de Sanidad lo ha cifrado en el 23,51 % en el turno de mañana y un 13,38 % en el turno de tarde.

El recorrido ha comenzado en la calle de Sagasta, junto a la Dirección General de Recursos Humanos del Servicio Madrileño de Salud (Sermas) para dirigirse a la Puerta del Sol, sede del Gobierno regional, pasando por la calle Aduana, donde se encuentra la Consejería de Sanidad.

La protesta -en la que han participado 1.500 personas, según la Delegación del Gobierno en Madrid y 4.000, según los convocantes, ha estado presidida por una pancarta con el lema ‘La Atención Primaria se queda sin médicos’ de Amyts, seguida de otras como ‘Plantillas deficientes, riesgo para los pacientes’ de la Plataforma de los Servicios de Atención Rural (SAR) y ‘SOS. Primaria de calidad con presupuesto en cantidad’, del centro de salud La Plata, de Torrejón de Ardoz.

Algunos de los participantes portaban globos rojos con forma de corazón y otros blancos en los que se podía leer ‘SOS por la Atención Primaria’ o ‘la Atención Primaria agoniza’.

Los asistentes han exhibido carteles con consignas como «Stop sobrecarga. No a las agendas infinitas. Stop maltrato médico. Ahora o nunca», «Lo primero la Primaria», «¿Reducir la lista de espera? Más recursos y mejor gestión», «La salud no es un negocio, es un servicio público» o «La sanidad pública no se vende, se defiende».

La secretaria general de Amyts, Ángela Hernández, ha afirmado que le gustaría que el Gobierno de la Comunidad de Madrid llamara al comité de huelga para resolver el conflicto, pero «parece que esa no es la línea en la que están», tras haber registrado el martes una petición formal y oficial de reunión con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y los consejeros de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, y de Hacienda, Javier Fernández-Lasquetty.

Ayer, martes, Hernández llamó por teléfono al consejero de Sanidad, sin obtener respuesta, y solicitó formalmente y por registro reiniciar las negociaciones para poder dar «una solución dialogada y satisfactoria» a la huelga de médicos de Familia y pediatras de Atención Primaria que comenzó el lunes 21 de noviembre para exigir un mínimo de diez minutos por paciente, una reducción de agendas y una mejora de sus condiciones laborales para evitar el éxodo de profesionales a otras regiones o países.

«Los médicos de Familia y los pediatras siguen fuertes, están teniendo una pérdida económica muy potente y son conscientes de que la huelga tiene repercusiones en la atención de los pacientes», ha sostenido Hernández, quien ha querido enviar un mensaje de tranquilidad a la población porque lo importante y lo urgente va a ser atendido.

Ha llegado el momento de preguntarse «por qué los médicos estamos en calle y por qué el Gobierno de la Comunidad de Madrid no quiere reunirse con nosotros, cuando no somos sospechosos de estar politizados, sino que queremos dar una buena atención a los pacientes», según la secretaria general de Amyts.

HARTAZGO ANTE EL ABANDONO DE LA SANIDAD PÚBLICA

En la protesta, la doctora Silvia Rodríguez, pediatra del centro de salud Miguel de Cervantes de Alcalá de Henares, ha opinado que la situación de la Atención Primaria es «insostenible» debido a la falta de «recambio generacional» de los médicos y a las condiciones de trabajo «abusivas», en las que tienen que ver treinta o cuarenta pacientes al día.

También se ha sumado a la protesta la doctora Sandra Sánchez, del centro de salud de Casa de Campo, quien ha estimado que en la Atención Primaria se está haciendo «una Medicina con pocos recursos, en un momento valle. No es un momento en el que no hay mucha patología, pero estamos corriendo como si la hubiera. Eso no está dimensionado correctamente».

«Hemos llegado a una huelga indefinida después de muchísimo hartazgo. Hemos tenido muchísimo aguante. Hace muchísimo tiempo que estamos pidiendo mejoras y no se nos escucha, o se han comprometido, se han firmado y no se han llevado a cabo. Ya está bien. Ya basta», ha remarcado Sánchez.

A la marcha se han unido ciudadanos como Rosa, vecina de Ciudad Lineal, quien ha mostrado su deseo de defender la sanidad pública «por nuestras familias y por nuestros mayores» al considerar que está siendo «abandonada» por los políticos y las políticas de la Comunidad de Madrid, que están siguiendo una línea de actuación, sin escuchar ni a los sanitarios ni a los pacientes. EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí