Mañueco corrige a Vox: las medidas no son obligatorias para los médicos

0
149
El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Juan García-Gallardo (Vox),

Valladolid (EFE).- El sistema de salud de Castilla y León (Sacyl) estrena este lunes su nuevo protocolo para mujeres embarazadas, encaminado a reducir las interrupciones voluntarias de embarazos en la Comunidad, y que ha estado rodeado de polémica y contradicciones desde su anuncio el pasado jueves por parte del vicepresidente de la Junta, Juan García-Gallardo (Vox).

Derivación a salud mental de las mujeres «que lo requieran», una cuarta ecografía en el primer trimestre de embarazo para que los progenitores puedan escuchar el latido fetal y una ecografía en 4D antes de interrumpirlo son los tres principales servicios que ofertará la Comunidad a las mujeres embarazadas, incluidas las que manifiesten su voluntad de abortar.

Mañueco corrige a Vox: las medidas no son obligatorias para los médicos

Este mediodía, el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco (PP), ha corregido este lunes a su vicepresidente, Juan García-Gallardo (Vox), y ha insistido en que las medidas sanitarias para prevenir abortos en esta comunidad no serán obligatorias para los médicos NI A LAS MUJERES.

«No se obligará a los médicos ni a las mujeres», ha resumido Fernández Mañueco en una declaración institucional sin preguntas de la prensa, en la que ha asegurado que las medidas anunciadas el pasado jueves tras el Consejo de Gobierno son de ámbito sanitario, centradas en el fomento de la natalidad en una región, como Castilla y León, «con evidentes problemas de despoblación» y para mejorar y modernizar su cartera de servicios en la atención a las embarazadas.

Mañueco ha sostenido que el protocolo existente para los casos de mujeres que quieren abortar «no se modifica» con estas medidas «en ningún caso», lo que en la práctica implica que los médicos no ofrecerán a la mujer la posibilidad de escuchar el latido o acceder a una ecografía 4D, que era lo anunciado por García-Gallardo, que esta misma mañana ha reiterado que sí sería obligatorio para los facultativos.

Gallardo insiste: el protocolo antiaborto es obligatorio para los médicos

Sin embargo, el vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Juan García-Gallardo (Vox), había reiterado horas antes que el protocolo para evitar abortos es «de obligado cumplimiento» para los médicos, que desde este lunes deberán «ofrecer» a las embarazadas «la posibilidad» de escuchar el latido fetal o realizar una ecografía 4D.

En declaraciones a los medios antes de participar en las Cortes de Castilla y León en el congreso «Desafíos constitucionales para el tiempo presente», García-Gallardo ha remarcado que en este caso, y en todos, «los protocolos son de obligado cumplimiento para todos los profesionales de la sanidad».

«Me remito a la nota de prensa de la Consejería de Sanidad del pasado jueves, que es clarísima y cristalina», ha subrayado el vicepresidente sobre el departamento que dirige el PP, a lo que ha añadido que «todos los intentos de confundir en este tema deben caer en saco roto»

«Si no es de obligado cumplimiento no sirven para nada», ha recalcado García-Gallardo, quien ha negado que se haya sentido desautorizado por el presidente de la Junta cuando aseguró el sábado que en ningún caso los médicos estarían obligados a ofrecer a las mujeres embarazadas la posibilidad de escuchar el latido fetal o realizar una ecografía 4D.

«Aquí no hay ninguna fisura» y «en absoluto» se siente desautorizado por Fernández Mañueco, ha resumido al ser preguntado por las contradicciones existentes entre lo manifestado estos días por representantes del PP y Vox al respecto del nuevo protocolo, tras lo que ha presumido de que el acuerdo de gobierno «sigue adelante como no puede ser de otra manera».

El PSOE descarta por ahora un 155 en Castilla y León: El Gobierno no está ahí

Desde el PSOE, la portavoz de su Ejecutiva Federal, Pilar Alegría, ha calificado al líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, de «rehén de Vox» tras criticar su silencio sobre el protocolo antiaborto de Castilla y León, y ha descartado por ahora aplicar el artículo 155 de la Constitución en esa comunidad.

«El Gobierno no está ahí», ha dicho la también ministra de Educación preguntada por la posibilidad de aplicar este artículo de la Constitución para obligar a la Junta de Castilla y León a dar marcha atrás con la aplicación del protocolo si no atiende al requerimiento enviado el domingo por el Ejecutivo de Pedro Sánchez.

Además, durante una rueda de prensa celebrada en Ferraz tras la reunión del Comité Electoral del PSOE, Alegría ha dicho que en estos momentos están «esperando a que se dé respuesta a dicho requerimiento», sin llegar a avanzar tampoco cuáles serían los siguientes pasos legales si finalmente deciden presentar un recurso.

También Podemos ha anunciado que emprenderá todas las medidas que estén a su alcance para impedir que la Junta de Castilla y León lleve a cabo el protocolo sanitario antiaborto. Su coportavoz Pablo Fernández, no ha descartado apoyar incluso la intervención de las competencias autonómicas.

PP: Vox usa el aborto en una «guerra interesada» que es un «chollo» para PSOE

El portavoz de campaña del Partido Popular, Borja Sémper, ha acusado a Vox de emplear a las mujeres y la polémica del aborto como parte de una «guerra interesada» en la que los populares incluyen también al Gobierno de Pedro Sánchez y que consideran un «chollo» para el Ejecutivo de PSOE y Podemos.

«Los Gobiernos tienen que intentar serenar y ser responsables y sensatos y lo que hemos tenido oportunidad de ver a cuenta de lo sucedido en Castilla y León no es eso, nuestra valoración no puede ser positiva», ha afirmado Sémper ante los periodistas.
Preguntado al respecto de si deberían convocarse elecciones en Castilla y León, para no depender de Vox, Sémper ha señalado que esa es una decisión de Mañueco.

Los médicos avisan: los protocolos los hacen los clínicos y no los políticos

El Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM) ha advertido este lunes de que los protocolos clínicos los hacen los clínicos y no los políticos y ha recordado que no se puede obligar a ningún paciente, tampoco las embarazadas, a hacerse pruebas que no desee.

El presidente del CGCOM, Tomás Cobo, ha respondido así a EFE respecto al protocolo antiaborto impulsado por Vox en Castilla y León que aún no han recibido ni médicos de familia, matronas ni ginecólogos de la sanidad pública de Castilla y León.

Además, el presidente del CGCOM ha querido dejar clara que «en ningún caso y de ninguna manera» se puede obligar a ningún paciente a someterse a una prueba diagnóstica o terapéutica que no desee realizarse, porque contravendría la ley de autonomía del paciente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí