La UAM participa en un plan sobre detección precoz del Síndrome de Fragilidad

0
44
Pareja de ancianos

Madrid, 16 ene (EFE).- La Universidad Autónoma de Madrid (UAM) participa en el proyecto Fragiltec, recientemente puesto en marcha para mejorar la detección precoz, el diagnóstico y la monitorización del Síndrome de Fragilidad, através del desarrollo de una tecnología de cribado genotípico de alto rendimiento de genoma y microbioma.

El personal combinará las ciencias ómicas, la bioinformática y las tecnologías de la información y comunicación; y durante el desarrollo de la investigación generará la primera base de datos de información genética y de microbiota para la fragilidad que podría estar disponible para toda la comunidad.

Es una iniciativa conjunta de la Fundación para el Fomento de la Investigación Sanitaria y Biomédica de la Comunitat Valenciana (Fisabio), la Universitat de València (UV), la UAM y la empresa Sabartech.

El proyecto está enmarcado en la línea estratégica de investigación en gerociencia, geroterapéutica y envejecimiento saludable de la Agencia Estatal de Investigación, y pretende desarrollar un procedimiento para la investigación sistémica de genes humanos y de microorganismos implicados en el Síndrome de Fragilidad, así como una nueva tecnología basada en chips de ADN para la detección precoz de esta afección.

El coordinador del proyecto, Andrés Moya, explica que el consorcio Fragiltec “reúne las fortalezas y los talentos” del ámbito académico, clínico y empresarial para “hacer los adelantos científicos y técnicos más vanguardistas y ponerlos al servicio de la sociedad”, según recoge la UAM en una nota.

El plan cuenta con una financiación total de 1,1 millones de euros, para los próximos tres años, procedentes del Ministerio de Ciencia e Innovación, la Agencia Estatal de Investigación y la Unión Europea.

SÍNDROME DE FRAGILIDAD

El Síndrome de Fragilidad está asociado al envejecimiento y se caracteriza por la pérdida de reservas en numerosos órganos y sistemas, lo que hace aumentar la susceptibilidad del individuo frente a factores estresantes externos e internos.

Se trata de un estado que precede a la discapacidad, y su detección temprana y prevención son cruciales para evitar las consecuencias clínicas perjudiciales en las personas mayores.

La propuesta técnica de esta invetigación implica la combinación de las ciencias ómicas, la bioinformática y las tecnologías de la información y la comunicación para desarrollar un método rápido y eficaz de detección precoz de este síndrome.

La novedad del estudio consiste en combinar dos tecnologías de secuenciación de ADN, implementando un sistema de imputación genética y un genotipado basado en chips de ADN “mucho más preciso y robusto” para cubrir una proporción más grande de puntos calientes (hot-spots) a lo largo de todo el genoma.

Además, se creará una nueva “calculadora de riesgo de fragilidad multiescala” que dota de información (genética, microbiota, antropométrica y clínica) a un algoritmo, lo que proporcionará a los médicos una herramienta “de fácil acceso y uso” para evaluar el riesgo de fragilidad en los pacientes y familiares. EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí