Mercamadrid busca en Madrid Fusión la mejor receta con «borriquete»

0
39
Borriquete, pescado azul semigraso andaluz, típico de los puertos del golfo de Cádiz, Huelva, en el estrecho de Gibraltar , y en el litoral de Almería y Granada.

Madrid, 23 ene (EFE).- Borriquete en cocciones, en torrija, en canelones, picadito con emulsión de su colágeno o en «secuencia» son algunas de las seis elaboraciones que competirán este lunes en Madrid Fusión en la segunda edición del concurso «Cocinando el mar» que organiza Mercamadrid.

El objetivo, según ha detallado la principal plataforma alimentaria del país, es poner en valor la «capacidad creativa» culinaria en torno a los productos que ofrece el mar y, en concreto, el borriquete, un producto muy típico en las lonjas del Mediterráneo y de la Andalucía Atlántica.

Es por eso que se ha convertido ya en uno de los más demandados en el Mercado Central de Pescados de Mercamadrid, el segundo mercado de pescados más importante del mundo, tras el de Tokio.

La gran final se celebrará este lunes en el que los seis finalistas dispondrán de ejemplares «extraordinarios» de borriquete, ha señalado Mercamadrid.

Los finalistas son Alberto Pacheco Martínez, del restaurante Estimar (Madrid); Javier Ruiz Portillo, de La Milla Marbella (Marbella, Málaga); Lara Roguez, del restaurante  Kraken Art Food (de Gijón); Diego Fernández Arteaga, del restaurante Bistronómika (Madrid); Lourdes Villalobos Pérez, de Chinchín Puerto (Vélez, Málaga), y Guillermo Arteche Martínez, de El Señor Martín (Madrid).

El jurado de esta edición estará presidido por el chef Martín Berasategui.

El ganador del concurso recibirá un gyotaku (impresión artística de un pez) de borriquete, para que pueda exhibirlo en su restaurante, que será realizado por la artista Noelia Bascones en el propio expositor de Mercamadrid en el foro gastronómico.

La pasada edición, el malagueño Fran Muñoz, propietario del benalmadense Parador Playa, ganó el concurso con un plato a base de pez de San Pedro rindiendo homenaje a un plato de su abuela: las «sopas colorás», para recordar que Benalmádena era hace no tanto tiempo un pueblecito de pescadores y hortelanos. EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí