Varios miles de taxis marchan en Madrid contra el reglamento de Ayuso

0
31
Huelga taxis en Madrid

Madrid, 24 ene (EFE).- Varios miles de taxis -unos 3.000 según la Delegación del Gobierno y 6.000 según los convocantes- han marchado este martes en Madrid para protestar contra el Reglamento impulsado por el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso que busca «uberizar» el sector y han reclamado diálogo al Ejecutivo madrileño.

Doce días después de la última manifestación, la caravana convocada por la Federación Profesional del Taxi (FPTM), ha partido este mediodía por el carril central del paseo de la Castellana desde la plaza de Castilla hasta Nuevos Ministerios y ha recorrido la calle de Raimundo Fernández de Villaverde hasta la sede de la Consejería madrileña de Transportes e Infraestructuras, que se encuentra en el Palacio de Maudes.

Los promotores de la acción han estimado que unos 6.000 taxis han llenado itinerario desde la plaza de Castilla hasta la glorieta de Cuatro Caminos, aunque han recibido las quejas de muchos taxistas que no han podido entrar en la convocatoria por falta de espacio y han cifrado en alrededor de 9.000 los profesionales que han apoyado la convocatoria.

En declaraciones a los periodistas, el presidente de la Federación Profesional del Taxi de Madrid, Julio Sanz, ha rechazado el Reglamento promovido por el Gobierno autonómico que, a su juicio, «pretende precarizar, especular y facilitar la acumulación de licencias en manos de las empresas» en detrimento de los autónomos del taxi.

Sanz ha instado a la Comunidad de Madrid a «reflexionar» y «tirar a la basura» el Reglamento que «tanto daño hace al sector del taxi» y que propicia la «liberalización» y la «uberización» de este servicio público, lo que supone la libertad total para trabajar las 24 horas del día durante los 365 días del año, y que unido a la posibilidad de adquirir hasta cincuenta licencias por titular, persona física o jurídica, permitirá que haya «entramados de empresas» que en poco tiempo se pueden hacer con todo el colectivo el taxi que ahora está constituido por autónomos.

Con este texto, ha afirmado, la Comunidad de Madrid pretende que el sector del taxi se asemeje a las plataformas de los Vehículos de Alquiler con Conductor (VTC), «un modelo que no ha pensado nada en el usuario ni en las tremendas repercusiones que puede tener».

El taxi «procura seguridad, garantías y calidad en el servicio frente a la especulación que se produce con los VTC, la inseguridad, la explotación laboral y los favores, ya que los papeles de Uber hablan de 90 millones de euros al año que utilizan para buscar favores institucionales y normativas favorecedoras», ha señalado el presidente de la FPTM.

Sanz también ha citado diferentes informes que reflejan que el modelo de los VTC genera «trastornos» en la congestión, el tráfico y el aire en las ciudades.

Además, ha acusado a las empresas de VTC de entrar en el mercado y «arremeter contra todo con una política de bajada de precios, especulando e inyectando infinidad de millones para luego», según distintas organizaciones de consumidores, «cuando se han instalado y han cogido los clientes subir hasta un 57 % más los precios».

«Si no somos capaces de aprender de todas estas cosas, estaremos hundiendo a un servicio público de interés general, como el taxi, como dice el Tribunal Supremo, que tiene que diferenciarse claramente de otras modalidades de transporte», ha afirmado el presidente de la FPTM.

La inmensa mayoría del taxi no quiere los cambios que propone el Gobierno regional, según Sanz, quien ha estimado que el Ejecutivo madrileño pretende desregular el taxi para no tener que regular los VTC.

El portavoz socialista en la Asamblea, Juan Lobato, ha acudido a la plaza de Castilla para mostrar su apoyo al sector del taxi, del que dependen 25.000 familias, y defender «el derecho de todos los madrileños a tener un servicio público que les garantice a unos precios determinados con unas condiciones específicas poder moverse por Madrid con calidad».

Lobato ha instado al Gobierno regional a «generar consenso» en vez de «imponer» una normativa para obligar al sector del taxi a trabajar las 24 horas del día y los siete días de la semana, al tiempo que le ha pedido que se siente a «hablar y dialogar», que, en su opinión, es lo contrario de lo que hacen Isabel Díaz Ayuso y el PP.

En el debate sobre el estado de la región, la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, anunció que el Gobierno madrileño estaba ultimando los desarrollos reglamentarios del taxi y de los VTC, que supondrán «importantes mejoras tanto para los titulares de las licencias como para los usuarios», con las que podrán ver multiplicada la facturación y mejorar el servicio.

Con el nuevo reglamento en el que están trabajando los taxis «podrán circular cuando quieran libremente las 24 horas todos los días de la semana, y se autorizarán los servicios mediante coche compartido, donde los usuarios podrán reservar una única plaza en un vehículo que lleve a otras personas, reduciéndose de esta manera el precio para cada viajero».

Con la libertad horaria, los taxistas podrán ingresar hasta un 60% más al mes por licencia y crear unos 3.000 nuevos empleos, según la presidenta madrileña.

También se flexibilizará la normativa facilitando la contratación de conductores y se elevará de tres a 50 el número de licencias de autotaxi por titular. EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí