Recurren a la Comunidad la negativa a nombrar BIC la antigua fábrica de Clesa

0
76
Consejería de Cultura, Turismo y Deporte. Fuente: Comunidad de Madrid

Madrid, 8 feb (EFE).- La Plataforma Liebre por Gato, que agrupa a diversas asociaciones vecinales, culturales y patrimonialistas de Madrid, ha presentado un recurso de alzada ante la Consejería de Cultura, Turismo y Deporte para que “reconsidere” la denegación, por parte de la Dirección General de Patrimonio Cultural, de nombrar Bien de Interés Cultural (BIC) a la antigua fábrica de Clesa.

Este edificio, diseñado por el arquitecto Alejandro de la Sota y construido entre 1957 y 1961, fue considerado desde su inauguración una obra maestra de la arquitectura industrial española contemporánea y referente del desarrollo industrial del barrio obrero de Fuencarral.

Por ello, la plataforma reclama que la Dirección General otorgue este sello al edificio para protegerlo, mientras critica los “débiles” argumentos a los que este organismo regional ha aludido para rechazar su incoación como BIC, tal y como piden algunos vecinos y el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid.

Todo ello porque, a su juicio, esta declaración ayudaría a “evitar una pérdida arquitectónica y memorial irrecuperable”, algo que sería un “fracaso colectivo para la ciudad de Madrid”.

De ello informarán en una mesa de debate que tendrá lugar mañana, a las 12:00 horas, en la sala de juntas del Círculo de Bellas Artes, con la participación de expertos en urbanismo y representantes de la Asociación Madrid Ciudadanía y Patrimonio, la Fundación Alejandro de la Sota, la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (Fravm) y la Escuela de Arquitectura de Toledo.

En julio del año pasado, 36 entidades y casi 700 personas a título individual registraron una petición a la Comunidad de Madrid para declarar BIC la antigua fábrica de leche Clesa.

Un mes antes, la promotora Kadans, de Países Bajos, informó que tenía previsto empezar las obras que transformarán la antigua fábrica de leche en un centro de innovación y ciencia.

Según los defensores de su protección, el inmueble, en el número 67 de la calle Cardenal Herrera Oria, podría ser rehabilitado a costa de sufrir grandes modificaciones en su interior que destruirían los valores de esta pieza única del patrimonio industrial. EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí