El Gobierno afronta tranquilo la moción y dispuesto a sacar provecho de ella No se establece en el Gobierno un paralelismo entre lo que puede pasar mañana en el Congreso con el desarrollo del debate de la pasada semana en la Asamblea de Madrid de la fracasada moción de censura planteada por Podemos contra la presidenta madrileña, Cristina Cifuentes

0
265
Soraya Sáenz de Santamaría, vicepresidenta del Gobierno.
Soraya Sáenz de Santamaría, vicepresidenta del Gobierno, dará la réplica a Iglesias aunque no se descarta la intervención de Mariano Rajoy.

EFE.- El Gobierno afronta la moción de censura presentada por Podemos con «absoluta tranquilidad» ante la certeza de que no prosperará y preparado para sacar provecho de esta iniciativa porque considera que puede servir para poner en valor sus logros y la estabilidad de la legislatura.

 

Esa es la lectura que se hace desde el Ejecutivo de un debate en el que es previsible que en algún momento del mismo tomen la palabra el jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, o sus ministros, aunque oficialmente se mantiene la incógnita sobre ello.


Preparados están para intervenir. Es lo que ya la semana pasada se aseguró desde la Moncloa y hoy ha ratificado la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, porque ha habido instrucciones directas por parte de Rajoy para que todos los miembros del Ejecutivo estén listos por si es necesario que suban a la tribuna.

Lo pueden hacer en cualquier momento para rebatir las intervenciones del candidato presentado en la moción, Pablo Iglesias, o de la portavoz de Podemos en el Congreso, Irene Montero.

Existe el convencimiento en el Gobierno de que ambos van a intentar que el debate sea bronco, porque, ha subrayado Sáenz de Santamaría, es la forma de actuar que tiene Podemos para intentar convertirse en el centro de un «espectáculo mediático».

Se trata, a su juicio, de una actitud que no toma en serio a las instituciones y que sólo las utiliza para «montar el número».

Frente a ello, ha garantizado (aunque sin desvelar quién responderá) que habrá una contestación «con argumentos» por parte del Gobierno y del PP.

No se establece en el Gobierno un paralelismo entre lo que puede pasar mañana en el Congreso con el desarrollo del debate de la pasada semana en la Asamblea de Madrid de la fracasada moción de censura planteada por Podemos contra la presidenta madrileña, Cristina Cifuentes.

«Son dos ámbitos distintos aunque Podemos habrá tomado nota de sus errores», señalan a Efe fuentes del Ejecutivo que recalcan que quien se examina mañana no es Rajoy, sino el candidato que quiere ocupar su puesto.

De ahí que interpreten que el hecho de que no vaya a salir adelante la moción va a dejar el mensaje de que Iglesias no logra su objetivo y que Rajoy mantiene una mayoría suficiente para seguir abanderando la estabilidad.

Es más, consideran que puede evidenciarse que está ahora en una posición más afianzada que en el momento de su investidura ya que, pese a los augurios de que le sería muy difícil gobernar, ha logrado sacar adelante iniciativas clave como el proyecto de ley de presupuestos para 2017 que ahora se tramita en el Senado.

EL GOBIERNO CREE SE TRATA DE UN NUMERITO MÁS DE IGLESIAS 

Existe conciencia en el Gobierno de que asuntos como la corrupción o la reciente decisión del Tribunal Constitucional sobre la denominada «amnistía fiscal» van a estar presentes con el objetivo de intentar mermar su credibilidad.

Pero no hay intranquilidad tampoco ante ello y se insiste en que se responderá con «argumentos sólidos».

Las fuentes del Ejecutivo emplazan al desarrollo del debate para conocer los argumentos que dará el PSOE para abstenerse en la votación de la moción, pero reconocen a priori que la iniciativa de Podemos les ha puesto «en un brete».

El PP, en sus argumentarios ante el debate de la moción, subraya que se trata de una iniciativa «sin sentido, condenada al fracaso y que tiene un alto coste económico».

Aunque respeta su legitimidad, considera que no hay razones objetivas para presentarla y se trata de «un numerito más» de Iglesias, que se presenta «sin votos y sin proyecto» y va a conseguir «un claro fracaso».

En ese sentido, acusa a Podemos de estar haciendo un uso partidista de las instituciones para desgastar al Gobierno, ganar notoriedad mediática ante su falta de proyecto político y acabar con el PSOE.

Frente a ello, advierte de que la «izquierda radical, extremista y bolivariana» de Podemos no puede ni debe sustituir a la izquierda moderada, centrista y europeísta de los socialistas.

Incide el PP en que, pese a ser la legislatura en la que el Gobierno tiene menor apoyo parlamentario, está logrando acuerdos y aprobando iniciativas relevantes que contribuyen a sacar a España de la crisis.

Y añade que están siendo posibles gracias a unas cualidades como la «sensatez y seriedad» que asegura que reúne Rajoy y de las que carece Podemos

Elorza: La moción es un cartucho que Sánchez usará cuando crea conveniente

El diputado socialista y exalcalde de San Sebastián Odón Elorza ha dicho hoy que la moción de censura contra Mariano Rajoy es un «cartucho que el PSOE no va a quemar ahora», sino que «lo utilizará cuando Pedro Sánchez lo considere conveniente».

Elorza, uno de los llamados «diputados del no» que contribuyeron a la reelección de Sánchez como líder del PSOE, no ha descartado así que los socialistas puedan promover una moción contra Rajoy en el futuro, al tiempo que ha calificado de «inoportuna» la que se debatirá mañana a iniciativa de Unidos Podemos.

En declaraciones antes de participar en la reunión que mantiene esta tarde en el Congreso el grupo socialista, en la que el portavoz provisional, José Luis Ábalos, comunicará la abstención decidida por Pedro Sánchez, Elorza ha hecho hincapié en que en la moción no solamente se debate la censura a Rajoy, sino también un programa alternativo desconocido para el PSOE y un presidente, Pablo Iglesias, con el que no está de acuerdo.

Ha criticado, asimismo, el procedimiento de «aquí te pillo, aquí te mato» que ha tenido el partido de Iglesias para presentar su moción «al margen de otras fuerzas de la izquierda en España», además de que lo hizo -ha recordado- «casi en vísperas de las primarias» socialistas, «sabiendo que eso iba a provocar contradicciones» en el PSOE.

En esa línea, otra de las llamadas «diputadas del no» que rompieron la disciplina de grupo votando en contra de la investidura de Rajoy el pasado octubre, la excomandante Zaida Cantera, ha advertido a Podemos de que «el parlamento no está para hacer juegos con la gente ni para quitarte tú, que me pongo yo, sino para presentar iniciativas que sirvan par la gente».

«¡Basta ya de tanto circo!», ha clamado la diputada, tras hacer hincapié en que una moción de censura tiene que ser «constructiva» y en que la de Podemos no representa una «alternativa real».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here