El Patio Maravillas dice adiós tras una década de actividad en Madrid

0
260
...........

EFE.- El colectivo Patio Maravillas ha emitido un comunicado para despedirse tras una década de actividad en la ciudad y dos años sin un espacio en el que han copado titulares al formar parte del Gobierno municipal de Manuela Carmena dos de sus exmilitantes: Guillermo Zapata y Celia Mayer.

 

Se van con “la cabeza bien alta y la mirada puesta en un horizonte que es alentador”, afirman en su comunicado pero culpan a las “viejas instituciones” y también “a la política que se llama “nueva”” de “arrebatarles” su “territorio” en la capital.

El colectivo ‘okupa’ dice del Gobierno de Ahora Madrid que no ha entendido “la experiencia política del Patio y su aporte a la ciudad”.

Vieja y nueva política coinciden, a juicio del Patio Maravillas, en “no haber sido capaces de mirarnos a los ojos y reconocer en el Patio un valor para la construcción de una ciudad que merezca la pena ser vivida”.

Pero, aseguran, donde no llegan las instituciones llega el “Madrid rebelde”, dicen un mes después de que un nuevo centro social okupado haya abierto sus puertas en un edificio municipal: La Ingobernable, que ocupa el edificio que el equipo de Ana Botella cedió a la Fundación Ambastz en la calle de Gobernador, junto al madrileño Paseo del Prado.

“Nos morimos en la apertura de un nuevo ciclo político que queremos explorar, que recoge muchas cosas que hemos planteado estos años, pero también abre nuevas preguntas y generará (seguro, ya lo está haciendo) nuevas herramientas”, aseguran en un comunicado.

El Patio no ha querido convertirse en “un fetiche, una identidad fija, inmóvil”, sino que querían ser un “sujeto con capacidad de moverse”, pero admiten que en los “últimos tiempos” perdían “capacidades” y por eso han decidido tener “una muerte digna”.

“No queremos quedarnos siendo un lastre, agarrados con uñas y dientes a un pasado”, asegura este colectivo en un comunicado.

“Morimos para decirle a quienes han querido matarnos que no nos cogerán con vida. Morimos para hacerle una última burla a los burócratas, los cínicos, los oportunistas, los cobardes, los aburridos”, asegura este colectivo, que negoció sin éxito con el Gobierno de Manuela Carmena la cesión de un espacio.

El colectivo, que ha okupado a lo largo de su historia siete edificios y un solar en la capital, y cuya sede más ‘longeva’ la de la calle del Pez, se despedirá de forma oficial en el aniversario de su primera okupación, en la calle Acuerdo los próximos 6 y 8 de julio y asegura que “el Patio ha cambiado la ciudad y nos ha cambiado la vida”.

“Ni una concesión a la nostalgia”, afirman con un adiós al que acompañará un archivo sobre lo realizado durante más de una década en Madrid y que pretenden “seguir haciendo” desde nuevos centros sociales.

A las vecinas de Madrid le dan las gracias por haber defendido este espacio y se declaran “invencibles” al ser ahora “una historia más de la ciudad”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here