El PSOE de Sánchez rectifica su apoyo al Tratado de Libre Comercio con Canadá (CETA) La aplicación del CETA, que regula el intercambio comercial y de inversiones entre la UE y Canadá, ha generado controversia entre los grupos de izquierdas por las posibles consecuencias laborales, jurídicas, sanitarias o sobre medio ambiente en los países europeos

0
289
Su aplicación definitiva requerirá, no obstante, la aprobación de todos los parlamentos nacionales y regionales competentes.

Su aplicación definitiva requerirá, no obstante, la aprobación de todos los parlamentos nacionales y regionales competentes.

EFE.- La nueva dirección del PSOE liderada por Pedro Sánchez ha dado orden de reconsiderar el apoyo de los socialistas al Tratado de Libre Comercio entre la Unión Europea y Canadá, el conocido como CETA, después de que ayer mismo le diera su voto favorable en la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso.

 

Se trata de una de las primeras decisiones que adopta Sánchez desde que retomó oficialmente las riendas del PSOE en el 39 Congreso Federal del pasado fin de semana y renovara las direcciones de sus grupos parlamentarios.

Cristina Narbona, presidenta del PSOE desde el pasado domingo, ya anunció ayer que su partido no apoyaría ese tratado cuando pase por el pleno del Congreso, previsiblemente el jueves de la semana que viene.

«No lo vamos a apoyar», aseguró Narbona en su perfil de Twitter.

La presidenta del PSOE argumentó que este tipo de acuerdos internacionales tienen que redefinirse «para no concentrar más poder en las grandes corporaciones a costa de derechos».

Fuentes del PSOE han confirmado a EFE que la Comisión Ejecutiva del PSOE decidirá en su reunión del próximo lunes qué votará el partido cuando el CETA tenga que ser ratificado en el pleno de la semana que viene.

Descartado ya un apoyo al tratado, el PSOE se mueve entre el «no» y la abstención, aunque todo indica que optarán por abstenerse en la votación.

Robles aprecia «dudas» jurídicas en el Tratado de Libre Comercio con Canadá

 

La portavoz del PSOE en el Congreso, Margarita Robles, aprecia «dudas jurídicas» en el Tratado de Libre Comercio entre la UE y Canadá, conocido como CETA, aunque no ha avanzado aún qué votará su partido cuando el tratado pase por el pleno de la Cámara Baja de la próxima semana.

El PSOE dio su visto bueno al CETA el pasado martes en la Comisión de Exteriores del Congreso, pero horas después la nueva presidenta del partido, Cristina Narbona, avanzó que el partido no lo apoyaría.

Robles ha confirmado que la Comisión Ejecutiva del PSOE decidirá el próximo lunes el sentido del voto, sin descartar incluso un «sí» al tratado.

«Vamos a esperar a que la Ejecutiva adopte una decisión», ha respondido la portavoz del PSOE al ser preguntada si los socialistas se mueven solamente entre el «no» y la «abstención».

Ha destacado que se trata de un tratado «controvertido» que ya generó un profundo debate en el Parlamento Europeo y que incluso contó con el voto en contra de los socialistas canadienses.

Tras reconocer que no es una especialista en la materia, sí considera que presenta algunos aspectos jurídicos que le generan dudas como los tribunales arbitrales que contempla el tratado o que el Consejo General del Poder Judicial no haya emitido ningún dictamen sobre su contenido.

«Son cuestiones de forma, pero también de fondo», ha insistido.

Robles ha rechazado de forma tajante las acusaciones del Gobierno y del PP de que el PSOE se está «podemizando» con este cambio en sus políticas.

«El PP debería preocuparse en gobernar y dar una respuesta a lo que ocurre en Cataluña que es especialmente grave y no dedicarse a otros partidos», ha denunciado.

 

Al conocer la marcha atrás del PSOE, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, se ha felicitado del cambio de postura de los socialistas porque puede ser «un paso» que acerque los acuerdos entre ambas formaciones políticas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here