El Barcelona-Las Palmas se juega a puerta cerrada Esta decisión provoca la dimisión del vicepresidente Carles Vilarrubí

0
276
Carles Vilarrubí

 

Carles Vilarrubí

Barcelona, 1 oct (EFE).- El partido entre el Barcelona y la Unión Deportiva Las Palmas se está disputando a puerta cerrada, una decisión de la junta directiva del Barcelona «ante la excepcionalidad» de lo sucedido este 1 de octubre en Cataluña.

 

«El FC Barcelona condena las acciones llevadas a cabo hoy en muchas localidades de Cataluña para impedir el ejercicio del derecho democrático y la libre expresión de sus ciudadanos», reza el comunicado publicado por el club de fútbol.

«Ante la excepcionalidad de estos hechos», expone la Junta Directiva, se ha tomado la decisión de jugar a puerta cerrada «después de la negativa de la Liga de Fútbol Profesional a decretar el aplazamiento».

Antes de que se conociera la decisión, la grada de animación del Fondo Norte, impulsada por el propio club, envió un comunicado amenazando de que en el caso de que se disputase el partido habría invasión de campo.

«Ante la indignante represión que está sufriendo el pueblo catalán, pedimos al FC Barcelona que suspenda el partido. En caso de que no lo haga, lo haremos nosotros. Hoy no se juega. Es por esto que hacemos un llamamiento al barcelonismo que vaya al Camp Nou y salte al campo del estadio en el minuto 1″, rezaba el comunicado de la grada de animación.

El Barcelona ha dado a conocer la decisión a las 15.50 horas, 25 minutos antes del encuentro, mientras en los alrededores del Camp Nou varios centenares de aficionados esperaban para acceder al estadio.

Dimite un vicepresidente de Barcelona en desacuerdo con la decisión de jugar

El vicepresidente del área de Relaciones Internacionales e Institucionales del Barcelona, Carles Vilarrubí, ha presentado su dimisión al estar en desacuerdo con la decisión del club de que se juegue el partido entre el equipo azulgrana y la UD Las Palmas en el Camp Nou, aunque sea a puerta cerrada.

Según han informado varios medios de comunicación, el directivo era partidario de que el Barcelona no jugara el encuentro ante el equipo canario después de lo sucedido este domingo 1 de octubre en Cataluña.

Antes de que se conociera la decisión, la grada de animación del Fondo Norte, impulsada por el propio club, envió un comunicado amenazando de que en el caso de que se disputase el partido habría invasión de campo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here