Colombia pasa por primera vez en su historia a cuartos de final gracias al joven James Rodríguez Ahora tendrá que vencer a Brasil que viene, dándolo todo, de ganar a Chile

0
288

(Colombia 2- Uruguay 0).- 

colombia_3

Corría el minuto 28 de partido y el dominio territorial de la selección ‘cafetera’ estaba resultando estéril, pues no se había traducido en una sola ocasión reseñable. Visto así, el encuentro respondía a lo predispuesto por Tabárez, que no había puesto el más mínimo reparo a este guión esperando que los suyos dieran algún zarpazo a la contra o en algún despiste en la salida de la pelota de los cafeteros.

Hasta aquí, todo normal, el leitmotiv de miles de partidos alrededor del planeta fútbol que acaban en el baúl de los recuerdos en cuanto el colegiado señala el final de los 90 minutos.

El que ya haya visto el primer tanto de James Rodríguez ante Uruguay sabe perfectamente de qué estamos hablando. Su control orientado con el pecho a un intrascendente pase de Aguilar con la cabeza le permitió enganchar una magnífica volea que superó a Muslera y acabó besando las mallas tras tocar en el larguero.

Esa acción, señoras y señores, es el fútbol. Todo lo demás, el sudor, la brega, los pases más o menos acertados y cualquier cosa que acontece habitualmente sobre el sagrado verde, es ruido. Necesario, no cabe duda, porque lo sublime necesita rodearse de lo común para refulgir como las estrellas.

Y si de estrellas hablamos, nadie más grande que James Rodríguez en lo que llevamos de Mundial. Y no lo decimos por sus cinco dianas, que le sitúan de momento a la cabeza de la lista de artilleros. Eso, sin ser desdeñable, no es desde luego lo más importante.

Lo más importante es que James entiende e interpreta el fútbol como nadie, al menos por lo visto hasta ahora en Brasil. Nadie pone en duda la ascendencia futbolística y mediática de Messi y Neymar, pero James es por ahora el futbolista total de esta Copa del Mundo. El muchacho de Cúcuta es la orquesta completa mientras otros se exhiben como solistas.

Su segundo gol, aprovechando una asistencia de cabeza de Cuadrado tras una gran jugada colectiva del ataque ‘cafetero’, no hace más que reafirmar esta idea. Porque mientras otros son salvadores, James no es más que la punta del iceberg de un señor equipo que ha situado, y de qué manera, a Colombia en el primer plano del fútbol mundial.

Ni que decir tiene que Uruguay se resistió a su cruel destino. La ‘Celeste’ es el orgullo hecho fútbol y no se rinde nunca, aunque los elementos confabulen contra ella. Así pasó que Ospina, el buen portero colombiano, tuvo que aparecer para sofocar varios fuegos que hubieran puesto algo de picante a los minutos finales, pero el tanto charrúa no llegó y la clasificación de Colombia para sus primeros cuartos de final cristalizó de la forma más hermosa posible.

Ahora le espera el anfitrión Brasil, que viene de superar a Chile en un duelo con ribetes épicos. La historia dice que la ‘canarinha’ será favorita, pero el fútbol va con los colombianos. ¿Con quién va usted?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here